Obispos llaman a respetar la honra y la dignidad humana desde su concepción

Mensaje de la Conferencia Episcopal al concluir su Asamblea Plenaria destaca la próxima canonización del Padre Alberto Hurtado.

23 de Abril de 2004 | 19:08 | El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- Cuando las secuelas del controvertido caso Spiniak aún se dejan sentir en Chile, la Conferencia Episcopal difundió este viernes su mensaje de esperanza de "que el respeto por la honra de las personas e instituciones sea una realidad en nuestra convivencia cotidiana", al concluir su 87a. Asamblea Plenaria de Obispos.

En un mensaje titulado "Para la vida de Chile", las máximas autoridades de la Iglesia Chilena agradecieron a Dios por la próxima canonización del beato jesuita Alberto Hurtado y afirmaron que será un acontecimiento providencial para la Iglesia y para Chile en camino hacia el Bicentenario.

Los obispos aprovecharon la oportunidad de reflexionar sobre la realidad nacional "teniendo presente la figura del Padre Hurtado", y expresando claros mensajes respecto a acontecimientos ocurridos en los últimos meses.

Llamaron a respetar "la dignidad de toda vida humana desde su concepción" en clara alusión a la decisión del gobierno de entregar en consultorios la píldora del día después a aquellas mujeres que hayan sido violadas.

Asimismo, y en relación a la recién aprobada ley de divorcio, destacan su interés en los cambios culturales para construir una sociedad más justa. "Como pastores nos comprometemos a cuidar nuestra cultura, para que Chile pueda enfrentar con éxito los nuevos desafíos desde sus innegables raíces cristianas", señalan.

Por ello hacen ver lo necesario que es para la Iglesia "la comunicación eficaz de nuestras convicciones" y "la programación orgánica de nuestras actividades pastorales".

"Los cristianos -dicen los obispos- no podemos restarnos a la construcción del futuro como lo exige la coherencia con la fe" y hacen un llamado a todos los admiradores del Padre Hurtado a prepararse de forma especial para su canonización "descubriendo el paso que Dios quiere hacer entre nosotros en los albores del año 2010, en que Chile enfrenta una nueva etapa de su historia".

Añaden que el reconocimiento eclesial de su santidad "nos dará la posibilidad de iniciar una etapa nueva de reflexión para hacer más efectivo nuestro aporte como discípulos de Jesucristo a la construcción de la sociedad que anhelamos".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores