Murió turista que cayó a géiser del Tatio

Tomaba fotografías cuando perdió el equilibrio. Sufrió quemaduras en el 98 % de su cuerpo.

30 de Agosto de 2004 | 18:35 | Corresponsal El Mercurio
CALAMA.- El ingeniero civil Juan Patricio Esparza Guelet, de 32 años, falleció como consecuencia de su caída en un cráter de uno de los géiseres de El Tatio, tras permanecer internado en el Hospital Salvador Allende de esta ciudad, donde agonizó por 30 horas.

Las quemaduras de primer grado que abarcaban el 98 por ciento de su cuerpo le provocaron una falla multiorgánica que le ocasionó la muerte a las 14:40 horas de ayer.

El accidente fatal se registró el domingo a las 7:00 horas de la mañana, en momentos en que los géiseres de El Tatio se encuentran en su máxima ebullición y presentan sus fumarolas más llamativas, dadas las pronunciadas diferencias de temperaturas ambientales.

La víctima había llegado desde Santiago a Calama hacía sólo dos semanas para trabajar en una empresa contratista de Codelco.

Junto a dos amigos decidió visitar el sitio, de gran atractivo turístico. Durante el recorrido, pidió a uno de ellos que le tomara una fotografía cerca de la boca de uno de los pozos. Al acercarse a ella resbaló cayendo al interior de la fosa de agua, con una temperatura promedio superior a 80 grados Celsius.

Aun cuando sólo alcanzó a permanecer cerca de tres segundos sumergido antes de ser rescatado por sus compañeros, el daño recibido fue muy grave. Incluso uno de sus acompañantes resultó con quemaduras leves en sus manos.

De inmediato el ingeniero fue trasladado a San Pedro de Atacama en la camioneta de otro turista, mientras Carabineros de esa localidad, a hora y media de distancia de los géiseres, dio inició a un operativo para trasladarlo rápidamente hasta el Hospital Salvador Allende de Calama.

Luego de más de tres horas de viaje desde El Tatio hasta el recinto asistencial de Calama, el ingeniero Esparza Guelet ingresó a la unidad de Emergencias, donde se constató que presentaba quemaduras de extrema gravedad en todo su cuerpo.

Tras realizársele un completo aseo quirúrgico para evitar la infección de sus heridas y eliminar residuos se le trasladó hasta la Unidad de Cuidados Intensivos,, donde permaneció hasta su muerte. Esparza era soltero y su cuerpo será trasladado en las próximas horas hasta Santiago.

En los últimos diez años se han registrado cuatro accidentes de gravedad en El Tatio, tres con resultado de muerte.

El 5 de octubre de 2002, el médico español Paulo Fernández-Raigosa Castaño (37) sufrió quemaduras en más del 90 por ciento del cuerpo tras caer a las aguas casi hirvientes. También resbaló tras pedir a otro turista que le tomara una fotografía. Diez días después fue trasladado en estado crítico a Madrid, España, para seguir su tratamiento.

Según antecedentes entregados por el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), un turista francés murió en la cuenca geotérmica en 1997 y otro alemán sufrió igual suerte un año después.

Los géiseres de El Tatio están enclavados a más de 4 mil metros de altura y a 120 km de Calama. La localidad más cercana es San Pedro de Atacama, ubicada a 1 hora y media de trayecto.

A raíz del accidente del médico español, a principios de 2003 se invirtieron $24 millones en infraestructura habilitándose senderos y miradores, con señales de advertencia -de tres metros de altura por uno de ancho- y se inició una campaña para crear conciencia entre los 40 mil turistas que visitan anualmente los géiseres.

Actualmente el sitio no tienen una administración responsable. Comunidades atacameñas de Toconce y Caspana están a la espera que Bienes Nacionales finalice les entregue la concesión de uso de 1.500 hectáreas que incluyen el área de El Tatio, caminos de acceso, estacionamientos, senderos y un centro administrativo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores