Memorial por la vida y la esperanza para los hijos fallecidos

En el antiguo Vivero de Santiago quedará emplazado el memorial que permitirá recordar a los hijos fallecidos de miles de familias. Se trata de un lugar en el cual se agradecerá a los hijos por su compañía y en donde se invita a la sanación del dolor por haberlos perdido, en un entorno amable y natural.

06 de Noviembre de 2004 | 22:06 | ORBE
SANTIAGO.- En una sentida y multitudinaria ceremonia realizada en el Parque Metropolitano de Santiago, en el antiguo Vivero de Santiago quedará emplazado el Memorial por la Vida y la Esperanza, luego de la entrega simbólica concretada hoy con la firma de un protocolo de intenciones entre la subsecretaria de Vivienda y Urbanismo, Teresa Rey, y la presidenta de la Corporación que lleva el nombre del lugar, Susana Roccatagliata.

A ella, concurrieron centenares de padres de hijos fallecidos que bajo el lema "hacer que nuestros hijos sigan con nosotros y ver su sonrisa en cada flor y en cada árbol", se propusieron recordar a sus seres queridos en un lugar especial y trabajaron arduamente para conseguirlo. La iniciativa fue acogida de inmediato por el ministerio.

En este evento participaron además, el director del Parque Metropolitano, Matías Chaigneau, el jefe de parques y jardines, Hernán Merino, el sacerdote Felipe Berríos y los artistas Andrea Tessa y Fernando Kliche.

La subsecretaria Teresa Rey, explicó que la misión del ministerio, más allá de entregar vivienda a los sectores más pobres del país, es mejorar la calidad de vida de todos los chilenos, señaló "queremos que todos, sin discriminación, sean beneficiados con los espacios públicos, ya que todo lo que hace el ministerio es para las personas".

Además, indicó que el lugar fue escogido por su microclima y porque está lleno de símbolos porque de allí salieron los árboles que adornan la ciudad de Santiago.

Junto con entregar un saludo de la ministra Sonia Tschorne, que no pudo estar presente en la ceremonia, la subsecretaria explicó que "ojalá esta idea de nuestro país se multiplique más allá de nuestras fronteras ya que proyectos de esta índole son importantes para mejorar Chile y la vida de todos lo habitantes".

Los nombres de niños y adultos, hombres y mujeres fallecidas, estarán ubicados en placas adheridas a varas de bambú de aluminio, de tres metros de altura, que se han denominado "los tallos de la memoria". Unos mil 200 padres ya han inscrito los nombres de sus hijos.

Se trata de un lugar en el cual se agradecerá a los hijos por su compañía y en donde se invita a la sanación del dolor por haberlos perdido, en un entorno amable y natural.

La iniciativa permitirá además, aumentar la flora existente, manteniendo el lugar como patrimonio verde con acceso de la comunidad, dándole un sentido trascendente y solemne.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores