Más de 30 demandas por divorcio se interpusieron en primer día de vigencia de la ley

Las primeras tres de demandas se interpusieron minutos después de las 08:00 horas y se trataron de acciones por violencia psicológica e intrafamiliar.

18 de Noviembre de 2004 | 13:17 | Carolina Valenzuela, El Mercurio en Internet
El caso de Guillermina
La demandante Guillermina González justifica la acción sosteniendo que durante los once meses que ha estado casada ha sido sometida a "mucha violencia sicológica por parte de Luis, él me ha destruido como persona, moral y sicológicamente. Estoy en tratamiento sicológico".

Con tranquilidad la mujer relata que aún convive con su marido debido a que él no se quiere ir de la casa que ella heredó de sus familiares. "Él incluso me amenaza; ha tenido el atrevimiento de decirme que si quiero estar sola, debería ser yo quien se va".

La historia de Guillermina ha sido dura desde el primer día de matrimonio. Según relata, mientras pololeaba nunca evidenció alguna señal que le advirtiera sobre el futuro que le esperaba. Sin embargo, inmediatamente después de la ceremonia civil el marido desapareció de la casa y no volvió sino hasta entrada la noche. "Y desde ahí, todos los días él sale a las 7.00 de la mañana y llega a las 9.00 de la noche. Para él no hay sábado ni domingo, es todos los días y paso sola".

"Me parece que la ley es estupenda, es una solución y un desahogo para personas que viven situaciones como la mía", agregó.
SANTIAGO.- Un total de 35 demandas de divorcio se presentaron en la mañana de hoy ante la Corte de Apelaciones de Santiago en el primer día vigencia de la nueva Ley de Matrimonio Civil que comenzó a regir a las 0.00 horas de hoy.

Cuando habían transcurrido recién cinco minutos desde que se abrieran, a las 8.00 horas, las puertas de la Corte de Apelaciones de Santiago, los tribunales ya habían acogido las tres primeras demandas de divorcio en la historia del país.

A primera hora de la mañana llegó hasta el Palacio de Tribunales el constructor civil Boris Naranjo Carrasco, quien presentó la demanda de divorcio junto a su abogado, Neftalí Medina.

Naranjo relató estar separado de hecho de su primera esposa desde hace diez años, tiempo en el que rehízo su vida. Él pretende divorciarse para lograr pagar una pensión justa a su primera mujer y reasignar parte de su patrimonio a sus hijos de esta segunda unión.

Su caso fue derivado al 12° Juzgado Civil.

Los siguientes casos fueron patrocinados por la abogada Pamela Domínguez en representación de los clientes Julio Jaramillo y Guillermina González, ambos por divorcios unilaterales.

Guillermina, quien contrajo matrimonio en enero pasado, quiere divorciarse por el continuo maltrato sicológico al que, según asegura, la somete su marido. Además la mujer sostuvo que su esposo pretende dilapidar el patrimonio que ella ha logrado juntar durante sus 62 años de vida.

La demanda de Jaramillo fue enviada al Segundo Juzgado de Letras de Puente Alto y la de Guillermina fue derivada al 19° Juzgado Civil de Santiago.

Causal: violencia intrafamiliar"

Pasadas las 9.00 horas concurrió hasta el tribunal María Victoria Torres, quien presentó una demanda de divorcio argumentando que en sus 25 años de matrimonio ha sido víctima de violencia intrafamiliar por parte de su esposo a partir de los 8 meses de casada.

María Victoria llegó acompañada de la ministra del Sernam, Cecilia Pérez, quien destacó la valentía que ha tenido la mujer "en su proceso por volver a mirar la vida con esperanza y con dignidad".

La secretaria de Estado sostuvo que la Ley de Matrimonio Civil "es una señal más que hemos dado en Chile para rechazar fuerte y profundamente la violencia intrafamiliar y contra la mujer".

"La legislación le dice a la sociedad chilena con mucha fuerza 'no vamos a aceptar la violencia intrafamiliar' y por eso la vamos a comprender como una causal de divorcio", dijo la ministra.

María Victoria Torres agradeció el apoyo que ha tenido de diversos sectores sobre todo en el último tiempo, como cuando logró darse cuenta que la situación que vivía no era normal.

"En el momento en que uno está imbuida en el problema no se da cuenta que es valiente y piensa que es cobarde, y no ve salida", relató la afectada.

La mujer recalcó que si se ha atrevido a hacer público su problema y a enfrentar a su agresor, es porque se ha sentido muy respaldada por diversos sectores de la sociedad.

"Yo soy una mujer que ha recuperado la dignidad, y agradezco a todas las personas que me han ayudado a ello", sentenció.

El caso de María Victoria deberá ser resuelto por el 30° Juzgado Civil de la capital.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores