EMOLTV

Corema resuelve cerrar planta de celulosa Arauco de Valdivia

La medida temporal responde al incumplimiento de la empresa con lo que se había acordado.

18 de Enero de 2005 | 11:36 | El Mercurio en Internet

En Puerto Montt, todos los integrantes de la Corema decidieron cerrar la cuestionada planta.
PUERTO MONTT.- Por unanimidad la Comisión Regional del Medioambiente resolvió hoy cerrar temporalmente la planta de celulosa Arauco de la ciudad de Valdivia debido a una serie de incumplimientos a través del tiempo.

Entre los argumentos para determinar su cierre están el incumplimiento en el uso de aguas utilizando aguas no autorizadas; el incremento en el sistema de producción sin la debida autorización; y el incumplimiento en el tratamiento de aguas y otros aspectos.

En un primer momento la empresa informó que la planta tendría una capacidad de producción de 550 mil toneladas anuales de celulosa blanqueada, en circunstancias que está capacitada para producir 650 mil toneladas al año.

La sesión fue presidida por el intendente de la Décima Región Jorge Vives quien propuso un nuevo procedimiento sancionatorio además de la medida cautelar de su cierre temporal.

Vives explicó además que se tomarán una serie de medidas reparatorias que incluso podrían ser de propio costo de la empresa.

Asimismo, dijo, las más de 250 personas que quedarán cesantes serán de absoluta responsabilidad de la empresa.

Los cuestionamientos ambientales

En estos últimos meses la planta Valdivia de Celulosa Arauco no ha pasado inadvertida. Las críticas de diversos grupos ambientalistas, como el Comité Acción por los Cisnes, vinculan a esta empresa con la muerte de cientos de estas aves en el Santuario de la Naturaleza "Carlos Anwandter".

Sus dardos apuntan a la descarga residuos industriales líquidos al del río Cruces como factor fundamental en el daño ecológico al santuario.

Sin embargo, un informe de la Universidad Austral constató que diversos metales pesados fueron los causantes de la muerte de los cisnes.

Celulosa Arauco sostuvo que el estudio demostró que la actividad de la planta no es responsable en la muerte de los cisnes.

No obstante, la planta había también instalado un ducto clandestino donde descargaba aguas utilizadas en el procesamiento de celulosa, el cual no fue autorizado por las autoridades ambientales, según denunció Ecoceanos.

Una inversión millonaria

El cierre de la planta del grupo Angelini cae como un balde de agua fría a sólo días de que la Corema de la Octava Región abriera otro expediente sancionatorio en contra de la planta de celulosa Itata que Arauco actualmente construye en esa zona.

La de Valdivia, en tanto, que entró en operaciones en enero de 2004 contempla una inversión de US$ 1.400 millones y aún no ha podido ser inaugurada por sucesivos problemas en su etapa inicial.

Uno de los primeros tropiezos ocurrió en marzo de 2004 cuando la municipalidad de San José de la Mariquina la clausuró por algunos días debido a que la empresa no regularizó ante dicho municipio la recepción definitiva de las obras y el pago de la correspondiente patente industrial.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?