Corte ordena reapertura de caso "retiro de televisores"

El magistrado Cornelio Villarroel había aplicado la Ley de Amnistía a la querella que interpuso el año pasado Gladys Marín contra el general (r) Augusto Pinochet, por la exhumación y cremación de los cadáveres de ejecutados políticos en diversas zonas del país, entre 1978 y 1979.

26 de Abril de 2005 | 12:04 | Carolina Valenzuela, El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- La Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, en votación dividida, resolvió ordenar al ministro Cornelio Villarroel la reapertura de la investigación por la querella presentada en agosto de 2004 contra el general (r) Augusto Pinochet en el caso conocido como "retiro de televisores".

Villarroel fue nombrado ministro de fuero el 24 de agosto de 2004 a raíz de la acción legal que un grupo de abogados de derechos humanos y la fallecida dirigente del Partido Comunista (PC), Gladys Marín, presentaron contra el ex gobernante por su presunta responsabilidad en la exhumación y posterior cremación de los cadáveres de ejecutados políticos en diversas zonas del país, entre 1978 y 1979, hecho que se conoció con el código "retiro de televisores".

Sólo dos días después de ser designado, el magistrado cerró la investigación afirmando que los delitos estaban prescritos y que correspondía aplicar la Ley de Amnistía.

Según los abogados, Pinochet impartió la orden de cremar y hacer desaparecer los restos a través de un criptograma enviado a todas las unidades de inteligencia, conocido como el "Criptograma A1".

En su resolución hecha pública hoy, la sala determinó que "atendida la naturaleza y complejidad de los hechos que motivan la querella, la evidente necesidad de determinar el paradero de los detenidos que en ella se individualizan, como también las identidad de las personas que pudieron haber intervenido en esos hechos (...) hacen imprescindible investigar la existencia de los hechos punibles denunciados y proveer todas las medidas conducentes para el normal desarrollo del proceso criminal".

La corte agregó además que procede la reapertura no obstante que durante el plenario o procedimiento contradictorio "puedan las partes formular y discutir las circunstancias constitutivas de eventuales causales de extinción de responsabilidad penal, como las relativas a la amnistías, prescripción o cosa juzgada".

Los votos a favor de reabrir el caso fueron de la ministra Rosa María Maggie y del ministro suplente Humberto Provoste. El voto en contra fue de la abogada integrante Ángela Radovic.

Reacciones

El abogado querellante Hiram Villagra se mostró muy satisfecho con la resolución puesto que se ordena continuar con una investigación de un caso de gran relevancia en donde claramente Pinochet tendría responsabilidad.

A juicio de Villagra, la decisión pone fin a la polémica sobre la oportunidad procesal y la aplicabilidad de la ley de amnistía o prescripción, "reestableciendo la buena doctrina en el sentido de que hay un deber del Estado chileno de investigar"

Además el jurista adelantó que en el breve plazo presentarán una recusación en contra del magistrado con el fin de que otro ministro se haga cargo de la causa.

Finalmente el jurista recalcó la importancia histórica que tiene el caso, puesto que fue la última querella que presentó ante la justicia la ex presidenta del PC, Gladys Marín, antes de excluirse de la actividad pública por la enfermedad que la afectó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores