Ex pobladores de la Toma de Peñalolén se quemaron a lo bonzo

Dos personas se prendieron fuego en la sede de la Unicef y en la residencia del embajador de Nueruega, en protesta por el desalojo que realizó Carabineros de sus compañeros.

07 de Septiembre de 2006 | 12:29 | El Mercurio Online

Rodrigo Corbalán se prendió fuego en la sede de la Unicef. (Foto: Viviana Morales, El Mercurio)
SANTIAGO.- Dos hombres se quemaron a lo bonzo en protesta por el desalojo que realizó Carabineros de los ex pobladores de la Toma de Peñalolén que intentaron reocupar los terrenos.

Esta mañana, al mismo tiempo que eran retomados los terrenos, dos grupos ingresaron a la sede del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Las Condes, y a la residencia del embajador de Noruega, respectivamente.

En este último grupo, un hombre, identificado como José Luis Flores se prendió fuego, tras conocer del fracaso de la nueva toma, informó radio Cooperativa.

Además, entre quienes estaban en las dependencias de Unicef, se quemó a lo bonzo, por los mismos motivos, Rodrigo Corbalán.

Este hombre sólo alcanzó a herirse uno de sus hombros, debido al rápido actuar de los guardias del lugar.

En la sede de Unicef aún permanece un grupo de ex pobladores, entre ellos Marcelo Sepúlveda, que amenaza con quemarse, en solidaridad con sus compañeros.

El representante de Unicef en Chile Egidio Crotti, aseguró que atenderán a los ocupantes como "predicamos a todo el mundo, (con) trato humanitario" y descartó la posibilidad de pedir el desalojo.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas