Iglesia: Normas de fertilidad del Gobierno recuerdan a regímenes totalitarios

El comité permanente de la Conferencia Episcopal de Chile dijo que "esta normativa establece ciertas disposiciones para todo el país que no fueron sujetas a consultas ciudadanas o participación parlamentaria".

07 de Septiembre de 2006 | 13:33 | El Mercurio Online
SANTIAGO.- El comité permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, encabezada por monseñor Alejandro Goic, expresó esta mañana su profunda decepción con la nueva normativa para la regulación de la fertilidad del Gobierno y la comparó con políticas públicas fijadas en regímenes totalitarios.

Los obispos, a través de una declaración pública, fueron categóricos al señalar que "nuestras familias no merecen las 'Normas nacionales sobre regulación de la fertilidad' emanadas del gobierno de Chile", y que este documento "recuerda a políticas públicas fijadas en regímenes totalitarios que pretendían desde el Estado regular la vida íntima de las personas en función de criterios autoritarios, no consensuados, y reñidos con el respeto a la dignidad de la persona humana".

Según la Conferencia Episcopal, la normativa que contempla la entrega ampliada de la llamada "píldora del día después" a mayores de 14 años, "establece ciertas disposiciones para todo el país que no fueron sujetas a consultas ciudadanas o participación parlamentaria".

A su juicio, fijar normas para regular la fertilidad "debiera ser objeto de una discusión amplia y no una acción unilateral del Ministerio de Salud, en cuya elaboración colaboraron solamente dos organizaciones representativas de una determinada tendencia ideológica".

En su comunicado, el comité eclesiástico asegura además que con este tipo de medidas a los jóvenes se les habla de una "libertad sin responsabilidades", mientras que "a los padres se les priva de su sagrada obligación de educar, orientar y acompañar la vida de sus hijos en los momentos más aflictivos de su vida adolescente".

Asimismo, los prelados dijeron que al igual que una parte importante del cuerpo médico del país, constatan que "son numerosas las instancias científicas que consideran que este compuesto puede tener efectos abortivos en alguno de sus niveles de acción y que su distribución puede revestir un atentado contra la vida que se inicia desde el instante mismo de la concepción".

Por esta razón, agregaron, han solicitado un análisis exhaustivo de esta normativa a las comisiones del Episcopado e instituciones de la Iglesia, a las universidades católicas y centros de pensamiento.

"Queremos entregar a las familias, a la sociedad en su conjunto y a sus autoridades, un juicio profundo sobre estas 'Normas', acogiendo las miradas científica, social, jurídica, ética y moral, para comprender mejor los criterios planteados y los efectos dañinos de las Normas y considerar las acciones pertinentes con el fin de revertir dichas consecuencias negativas", afirmaron.

Los obispos concluyeron su declaración afirmando que no se pueden desalentar ni resignar "frente a una política equivocada", por lo que invitaron a su comunidad religiosa y a sus fieles a "informar y formar a las personas en su adhesión a la vida y a la promoción de la familia chilena".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores