Padre viudo baleó a su hija de cuatro años en la cabeza y luego se suicidió

El hombre se encontraba sumido en una profunda depresión a causa de la muerte de su esposa víctima de un infarto hace dos semanas.

28 de Marzo de 2007 | 00:32 | El Mercurio Online

SANTIAGO.- Camila Janke Pastene, que hoy cumple cuatro años, se debate entre la vida y la muerte –conectada a un respirador artificial- luego de que anoche, cerca de las 21:00 horas fuese baleada en la cabeza por su padre, Germán Janke Torres, de 28 años, quien luego se suicidó con dos disparos en la cabeza. 

Tras el sangriento hecho, la pequeña Camila fue trasladada hasta el Hospital Roberto Del Río y posteriormente internada en el Instituto de Neurocirugía de la capital debido a la gravedad generada por el tiro en la cabeza.


La niña se debate entre la vida y la muerte con la bala alojada en el cerebro.

La tragedia ocurrió en la comuna de Independencia y de acuerdo a los primeros antecedentes el hombre se encontraba sumido en una profunda depresión a causa de la muerte de su esposa, Carmina Pastene Núñez, de 24 años, quien falleció de un infarto hace poco más de una semana. A esto se le sumaría el hecho de que el hombre estaba sin trabajo hace poco más de un mes.

Luego del tiro que le propinó a su hija, el hombre se quitó la vida con la misma arma de fuego, en el domicilio ubicado en pasaje Cuatro Norte 752.

Los suegros del parricida llegaron hasta el lugar de los hechos y ahí se percataron de que Janke yacía sin vida en sobre su cama y con dos impacto de bala.


Según el suegro, Jorge Pastene, Germán dejó un mensaje escrito en una hoja donde anunciaba que iría junto a su hija.

Al ingresar a la habitación de la menor y darse cuenta que aún tenía signos vitales decidieron trasladarla hasta el hospital de niños.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores