El martes formalizarán a mujer sospechosa de matar a sus dos hijos

El padre de los menores los encontró sin vida, mientras ella estaba tendida en su cama con cortes en los brazos.

10 de Agosto de 2008 | 17:40 | Daniel Carrillo, El Mercurio Online

Los restos de los niños fueron retirados por el cuñado del carabinero Mauricio Vidal, padre de ellos y quien se encontraba separado de Barahona.

El Mercurio.

PAILLACO.- No más de diez minutos duró la audiencia de control de detención de María Barahona Riveros (23), quien fue hallada el sábado tendida en su cama con cortes en los brazos y junto a sus dos hijos muertos.


El hecho conmocionó a la ciudad de Paillaco, en la Región de Los Ríos, en donde la mujer vivía en una casa fiscal cedida por Carabineros, ya que su esposo era funcionario de dicha institución.


La pareja se encontraba separada de hecho y la noche del viernes María Barahona había sido detenida por agredir a su esposo, Mauricio Vidal.


En esa ocasión se autoinfirió una herida y fue derivada al hospital paillaquino, siendo posteriormente dejada en libertad, sin que se detectara "riesgo de suicidabilidad".


Ayer por la tarde la mujer llamó a la subcomisaría, siendo atendida por un funcionario de guardia a quien le pidió hablar con su esposo, manifestando que "le había pasado algo a ella y a sus hijos".


Carabineros llegó hasta la vivienda, ubicada en la Villa Corvi, en donde su propio padre halló sin vida a los pequeños Rodrigo (4) y Daniela (2).


El control de detención se realizó en el Servicio de Psiquiatría del Hospital Regional de Valdivia, donde la imputada se encuentra hospitalizada.


La audiencia fue presidida por la jueza Lucía Masrri y en ella el fiscal a cargo de la investigación, Sergio Fuentes, solicitó la ampliación del plazo de detención de María Barahona, fijándose la audiencia de formalización para este martes en el Tribunal de Garantía de Paillaco, si es que la mujer ha sido dada de alta.


Aún se espera una serie de informes policiales, el informe de autopsia y la declaración de la imputada, si es que ésta quisiera hablar a la PDI.


Los cuerpos de las pequeñas víctimas no presentaban heridas ni lesiones atribuibles a terceros, por lo cual se estima que fueron intoxicados con alguna sustancia o murieron de asfixia.


Cerca de las 14 horas un familiar de los pequeños retiró los cuerpos desde el Servicio Médico Legal de Valdivia con destino a Chillán.


La imputada será formalizada por parricidio, arriesgando penas de 15 años de cárcel a presidio perpetuo calificado.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores