Camioneros chilenos aseguran que conflicto en frontera boliviana se agudizará

El presidente de Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile dijo que "nuestra gente botada en plena cordillera hace tres semanas y el gobierno no ha hecho nada".

05 de Enero de 2009 | 17:23 | AFP

SANTIAGO.- La Confederación Nacional de Dueños de Camiones de Chile (CNDC) anunció que las manifestaciones que este lunes  iniciaron importadores y comerciantes bolivianos, en rechazo a un decreto que  restringió el ingreso de automóviles usados a su país, se agudizará si no se  escuchan sus demandas.


Juan Bassi, vicepresidente de la CNDC y que participa en terreno de las  movilizaciones de los transportistas bolivianos, señaló que la medida del  gobierno de Evo Morales perjudica "fuertemente a ambos lados de la frontera", y  que hasta el momento impide el ingreso de 130 camiones chilenos a Bolivia.


"Los camioneros chilenos están en la aduana boliviana y no pueden ingresar  a ese país, por el decreto que hay (...). El camino está bloqueado y la toma  tiene carácter indefinido. Los bolivianos afectados por la prohibición del  gobierno tienen el lema de muerte o sangre. Está muy brava la cosa", señaló el  dirigente.


Hace 23 días más de un centena de camioneros chilenos se encuentran  varados en el complejo fronterizo boliviano de Tambo Quemado, donde este lunes  se concentraron las manifestaciones que mantienen cortadas las rutas hacia  Chile.


"Nosotros tenemos a nuestra gente botada en plena cordillera hace tres semanas y el gobierno no ha hecho nada. Acá se está gestando una situación  explosiva si esto no se resuelve", afirmó el presidente  de la CNDC, Juan Araya.


El dirigente señaló que el gremio apoya la protesta en la frontera y que se  espera que llamado de atención lo acojan los responsables gubernamentales, "no  queremos que después ese llore sobre la leche derramada", sostuvo Araya.


El 12 de enero, en tanto, está previsto el viaje a Bolivia del director de  Asuntos Económicos bilaterales de la cancillería chilena, Andrés Rebolledo,  para abordar el asunto.


El decreto boliviano fue emitido a inicios de diciembre y prohíbe la  importación de automóviles de segunda mano, con una antigüedad superior a los  cinco años.


La medida boliviana producirá la pérdida de unos 13.000 empleos en la  ciudad chilena de Iquique, principal puerto de embarque de los automóviles a La  Paz, y pérdidas por unos 300 millones de dólares, según cifras chilenas.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores