Padre de menor que requiere trasplante de corazón: "No sabemos cuánto resistirá"

"Felipe no puede esperar más", señaló Gonzalo Cruzat ante la salud de su hijo de 11 años que se mantiene sedado desde el domingo.

17 de Enero de 2009 | 14:48 | Fernando Jiménez, El Mercurio Online

SANTIAGO.- La salud de Felipe Cruzat se ha transformado en prioridad nacional para recibir un trasplante de corazón. Internado en la UCI de Pediatría del Hospital Clínico de la Universidad Católica, se mantiene conectado a ventilación mecánica, acompañado de sus padres y sus dos hermanos. Hasta el momento no se ha contactado algún donante.


El padre del menor, Gonzalo Cruzat afirmó que su hijo Felipe "está en la misma condición de ayer. Digamos que está grave, pero estable, conectado a ventilación mecánica, y esperando que así se mantenga a la espera de que haya algún órgano que se pueda trasplantar. Necesitamos una familia que pueda donar", señaló a Emol.


"Tenemos poco tiempo con Felipe, no puede esperar mucho para recibir un trasplante. Está en una condición crítica. Esperamos que la familia que esté en condiciones de donación se acuerde de nuestro hijo, que es un niño que quiere seguir viviendo, lleno de vida. Nosotros esperamos esa generosidad", manifestó el padre, haciendo un llamado a la donación.


La situación del menor, que pasó a 5to básico en el Colegio Sagrados Corazones de Manquehue, es complicada. Se encuentra inconsciente desde el domingo siendo "todo el esfuerzo pulmonar hecho por la máquina porque su corazón no permite sobrecargar. mientras menos esfuerzo haga, más opciones de mantenerse con vida. No es fácil conectarlo a una máquina extracorpórea, que da 15 días más en caso de que el corazón falle definitivamente", afirmó el padre.


Cruzat, confiesa que él y su familia no se han despegado de la salud de Felipe. Su hermano José, de 14 años y Tomás de 7, le han hecho compañía al igual que su madre, María Ignacia de 37. "Ella está nerviosa, pero muy esperanzada que surja un corazón para Felipe. Tiene una gran fe en que todo lo que ocurra va a ser lo mejor. Ahora la preocupación es que Felipe se sostenga, para que no empeore la situación".


En tanto, el padre se ha encargado de todo el apoyo logístico. "Como papá he estado bastante en poder hacer las gestiones para que esto camine, si bien estoy preocupado me mantiene activo".


Sobre el futuro de la vida de su hijo, Cruzat asegura "sentir a Dios" como un actor principal. "A nosotros cada vez que Felipe ha estado enfermo, o se agravado en estos momentos difíciles  nos hemos sentido más cerca de Dios. No entendemos sus caminos, pero los respetamos y aceptamos con amor todo lo que pueda venir, sea bueno o malo. No tenemos cuestionamientos de porqué a nosotros si somos una familia sana".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores