Cónsul peruano: Situación de cocinerías no afectará mesa de diálogo con municipio

Pese a las advertencias del alcalde de Santiago de recurrir a Extranjería si es necesario, el cónsul peruano, Raúl Hidalgo, dijo que tienen "el mejor ánimo" para hallar una solución.

11 de Febrero de 2009 | 16:27 | Natacha Ramírez, El Mercurio Online

SANTIAGO.- "Ninguna molestia" con el municipio de Santiago dice tener el cónsul general adscrito de ese país, Raúl Hidalgo, luego de que el alcalde Pablo Zalaquett advirtiera que podría recurrir a Extranjería para revisar los permisos de residencia de los peruanos que instalen cocinerías callejeras a un costado de la Catedral.


Consultado sobre los anuncios del edil, el cónsul señaló que no han tenido contacto con la alcaldía para tratar el tema y aclaró que lo concerniente a la situación de los peruanos que se instalan en el centro se abordará con el municipio en una mesa de diálogo que comenzará a funcionar en marzo.


"No hemos recibido ninguna comunicación oficial en ese sentido, solamente versiones de prensa. Seguramente en los próximos días tomaremos contacto con el municipio para fijar la fecha de estas reuniones y seguramente en ese momento tendremos más información sobre este tema", señaló.


No obstante, recalcó que "tenemos un curso de acción que tiene como norte conformar una mesa de diálogo con el municipio para ver algunos temas, entre ellos, el comercio en la calle Catedral es uno de los más importantes. Ése es nuestro objetivo y no queremos apartarnos de ese camino".


Detalló que han sostenido reuniones con comerciantes del sector a fin de elaborar propuestas "para que puedan regularizar su situación". "Esperamos encontrar lo antes posible la solución, vamos con un ánimo positivo y estoy seguro que vamos a llegar a un acuerdo con el municipio", dijo.


El cónsul descartó que haya molestia en la repartición debido a los anuncios de la alcaldía. "Para nada, nosotros lo que buscamos es actuar de manera constructiva, por eso que se acordó esta mesa de diálogo, porque existe de ambas partes la intención y el deseo de llegar a un acuerdo", indicó.


"Hay que cumplir las normas"


Consultado sobre si reconoce que dichas cocinerías son insalubres, señaló que "obviamente existen normas que tienen que cumplirse, eso está claro, obviamente tenemos presentes las normas, pero buscamos una forma de solución a este problema, conjugando las normas".


Respecto de la "discriminación" que muchos peruanos dicen sufrir -debate que reflota en estos casos-, el cónsul reconoció que "nosotros hemos recibido efectivamente muchas expresiones en ese sentido, pero lo que buscamos es que los ciudadanos peruanos se integren a la sociedad, ésta es una ciudad que la compartimos y debe haber una armonía entre todos quienes la habitan".

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores