Cónsul y ataque a jóvenes chilenos en EE.UU.: Hay uno muy grave y dos sin riesgo vital

Sin embargo, sus compatriotas, Racine Balbontín Argandoña (23) y Nicolás Pablo Corp Torres (22), fallecieron ayer en el lugar, tras el atentado que perpetró un ciudadano norteamericano.

27 de Febrero de 2009 | 08:04 | El Mercurio Online

SANTIAGO.- A primera hora de esta mañana el cónsul chileno en Miami, Jorge Valdés, viajará a la ciudad de Pensacola (Florida), y se dirigirá directamente al Hospital Sagrado Corazón, para conocer el estado de salud de los tres jóvenes chilenos que resultaron heridos, tras el ataque con un rifle que perpetró el ciudadano norteamericano Dannie Baker (60) contra un grupo de 14 latinos que se encontraban de intercambio en EE.UU.


En el lugar, fallecieron los chilenos Racine Balbontín Argandoña (23) y Nicolás Pablo Corp Torres (22), mientras que sus compatriotas, Sebastián Arizaga, Francisco Cofréy David Bilbao, quedaron en estado de gravedad.


“Anoche hablé con el supervisor jefe del hospital (...). Me señalaron que dos de ellos estaban en condición estable, aparentemente sin riesgo vital y uno de ellos sí estaba en una condición muy seria”, dijo el cónsul a radio Cooperativa.


Respecto a las versiones de que habría fallecido uno de los tres jóvenes que resultaron heridos en el ataque, Valdés precisó que no tiene ninguna confirmación al respecto, prefiriendo no adelantar ninguna versión.


Ante los trascendidos de la prensa y de algunos testigos, quienes aseguran que el asesino habría estado indagando sobre la vida de los jóvenes en EE.UU., Valdés comentó que hoy conversará sobre esa información con el sherif, ya que ayer la policía no quiso referirse al tema por ser parte de la investigación.


Asimismo, anunció que hoy también sostendrá una reunión de emergencia con los investigadores judiciales que están a cargo del caso y con los representantes del programa Summer Work and Travel, que organizan los viajes de los jóvenes a EE.UU.


Sobre la repatriación de las víctimas, Valdés precisó que debe conversar con la policía, ya que lo que sucedió es una situación excepcional.


“No sé cuál va a ser la exigencia del procedimiento judicial, para poder coordinarlo con la familia. (No sé) cuál es su deseo. Hay que ver cómo podemos agilizar la repatriación a la brevedad posible”, dijo el cónsul.


En cuanto a los seguros comprometidos, Valdés aclaró que la empresa tiene un seguro médico que es de emergencia, el cual permitiría cubrir los gastos iniciales, pero no los tratamientos de alta complejidad.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores