Concertación rechaza críticas de economistas a propuesta de intervenir empresas en riesgo

Los líderes de los partidos oficialistas defendieron el plan de la DC, que entregaron hoy al Gobierno para que lo analice.

04 de Marzo de 2009 | 11:24 | Karina Morales, El Mercurio Online

Pérez Yoma se comprometió a estudiar la iniciativa.

Héctor Aravena, El Mercurio

SANTIAGO.- Tal como lo habían anunciado, los presidentes de los partidos de la Concertación acudieron esta mañana a La Moneda para entregar al ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, la propuesta de la DC que busca intervenir las empresas en situación de quiebra, con el fin de evitar un fuerte incremento del desempleo.


Tras media hora de reunión, los líderes oficialistas aseguraron que el jefe de gabinete estimó "prudente" que el Gobierno se dé un tiempo para estudiar la idea y lograr así una iniciativa "mucho más estructurada, que pueda ser compartida su discusión por todos los sectores, no solamente económicos, sino que también gremiales y políticos del país".


Junto con reiterar el contenido de la propuesta -que básicamente contempla la creación de fondos de riesgo con recursos fiscales para inyectar capital a las compañías, a cambio de entrar a su propiedad bajo determinadas condiciones- los cuatro jefes de partido la defendieron enérgicamente y rechazaron las críticas vertidas por los economistas Felipe Morandé y Sebastián Edwards, en entrevistas publicadas hoy por "El Mercurio".


Luego que el primero planteara que el proyecto podría poner a Chile "en la senda de (Hugo) Chávez" y el segundo dijera que es "hacer cirugía con un machete" y éstos son "para los Chávez de la región", el presidente del PPD, Pepe Auth, afirmó que se trata de reacciones "histéricas", que sólo derivan de un punto de vista ideológico.


Según el experto electoral, la sugerencia de la DC parte de "una visión pragmática que señala claramente que el Estado no puede permanecer indiferente y no puede dejar de movilizar los recursos de que dispone para evitar que la crisis internacional impacte sobre la población".


Siguiendo el mismo argumento, el líder del partido promotor de la idea, Juan Carlos Latorre, sostuvo que ésta demuestra "una preocupación real por transformar a nuestro país en un país moderno, que esté a la altura de las circunstancias y que al igual que en Europa y Estados Unidos, esté en condiciones de aplicar este tipo de medidas que están siendo aplicadas hoy en esos países, sin que ningún economista los acuse de chavistas".


Con la misma vehemencia, el presidente del Partido Socialista (PS), Camilo Escalona, afirmó que si se sigue el razonamiento de los expertos de la oposición, podría descubrirse que "el régimen de Pinochet fue chavista", porque intervino en la década del '80 para salvar la banca.


En representación del PRSD, en tanto, su secretario general, Ernesto Velasco, pidió no prejuzgar ni abordar este tema desde un punto de vista ideológico, sino que desde uno "de instrumentos económicos eficientes, que resuelvan los problemas".


Los dirigentes del bloque oficialista llamaron a todos los sectores a analizar la propuesta "con objetividad", considerando que los privados no podrán superar la crisis por sí solos.


En este punto, Latorre respondió los cuestionamientos de quienes dudan de la capacidad del Estado para ayudar a las empresas, ante la mala gestión que han tenido entidades suyas como EFE y ENAP. Según el diputado, la crisis de esta última "tiene, entre otros fundamentos, precisamente la crisis financiera internacional y lo que ha pasado con los precios del crudo, que nada tienen que ver con lo que pueda o no haber ocurrido en Chile".


"Que haya elementos críticos respecto a su administración, deben ser analizados en su momento, (pero) es un tema que nada tiene que ver con esta iniciativa", agregó, acusando que con este tipo de argumentos se busca "poner en tela de juicio lo que es el rol del Estado".

El candidato presidencial de la Alianza, Sebastián Piñera, también opinó esta mañana sobre la iniciativa de la Democracia Cristiana de darle facultades al Estado para intervenir empresas en casos de quiebra, afirmando que prefiere que se entregue dinero directamente a la gente.

“Si le damos la facultad de invertir al Gobierno en empresas, podemos crear ineficiencia, prefiero que esa plata vaya a la gente. No puede ser que se ocupen dineros de todos los chilenos para ayudar sólo a algunas empresas”, dijo Piñera en entrevista con Radio Agricultura.

Las respuestas de los dirigentes de la Concertación no tardaron en llegar y fue el líder del PS, Camilo Escalona, quien lanzó la réplica más fuerte.

"Piñera no tiene base de autoridad moral", afirmó el senador.

"Sería completamente distinta la situación de Sebastián Piñera si él opinara sobre la base de que ya se hubiese desprendido de sus negocios. Pero no tiene autoridad moral para impedir que se legisle en beneficio de todos los chilenos que ven en peligro su fuente de trabajo. El día que Sebastián Piñera dé definitivamente el paso de dejar sus miles de millones de dólares de valores en acciones en manos de un tercero para que las administre, en ese momento sí podrá hablar", sentenció.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores