Con gestos a la Concertación, Álvarez asumió presidencia de la Cámara

El diputado UDI expresó su confianza de que podrá responder a la confianza de todos los sectores y aseguró que mantendrá las mejores relaciones con los demás poderes del Estado, especialmente con la Presidenta Michelle Bachelet.

18 de Marzo de 2009 | 13:10 | El Mercurio Online

En su discurso Álvarez manifestó su preocupación por la decisión de varios parlamentarios de no repostular al Congreso.

Nelson Olmos, El Mercurio

SANTIAGO.- Con un discurso unitario, en el que valoró el hecho de que la Concertación haya respetado el acuerdo que permitió posicionarlo como presidente de la Cámara Baja, el diputado Rodrigo Álvarez asumió hoy su nuevo cargo y llamó a evitar las confrontaciones para enaltecer la labor de los parlamentarios.


Al agradecer el gesto de las bancadas oficialistas, Álvarez señaló que sus amigos y amigas de los partidos de la Concertación, actuaron "con voluntad profundamente democrática y respeto a la palabra empeñada" para cumplir un acuerdo político, que "buscó darle a esta institución estabilidad y tranquilidad".


Asimismo, dijo estar consciente de que "para muchos su voto no fue una tarea sencilla" y recordó que para la Alianza tampoco fue fácil apoyar a dos presidentes socialistas. "El gran Juan Bustos y mi estimado amigo Francisco Encina… pero lo hicimos y los siento mis presidentes", declaró.


Tras ello, manifestó su confianza en que podrá responder a la confianza de todos los sectores con sus "mejores esfuerzos de concordia, ecuanimidad y caballerosidad".


"En mi trabajo trataré de representar a la Cámara como institución; salvaguardando sus derechos y atribuciones, con las mejores relaciones hacia otros poderes del Estado y, en particular, hacia la presidenta Michelle Bachelet", afirmó.


Posteriormente, rememoró las razones que lo motivaron a ingresar a la política e hizo hincapié en que los ideales han sido olvidados y que para la inmensa mayoría de los chilenos, los parlamentarios sólo son "un grupo de privilegiados, sin mayor destino y sentido".


En esa línea, advirtió que buenos diputados decidieron no repostularse a fin de año, dando cuenta del "hastío, cansancio, y la desilusión por la crítica colectiva desmedida".


Álvarez finalizó su discurso emplazando a sus pares a efectuar un cambio de actitudes y decisiones para enfrentar el futuro "con el orgullo de ser diputados y no a escondidas, casi disculpándonos por esta tarea y vocación".


Para cumplir ese cometido, anunció que sus prioridades este año apuntarán a acercarse a la gente, a que la discusión en la Cámara sea de primera línea, a buscar la austeridad financiera y a conducir un proceso de modificación del reglamento y procedimientos legislativos.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores