Corporación del Trasplante: Comprar un corazón artificial para Chile no se justifica

La entidad explicó por qué Chile no cuenta con aparatos como el que se le está colocando al menor Felipe Cruzat.

20 de Marzo de 2009 | 16:24 | Orbe

SANTIAGO.- El director médico de la Corporación Nacional del Trasplante, José Luis Rojas, señaló hoy que traer el corazón artificial para Felipe Cruzat desde Argentina no guarda relación con la ineficiencia del sistema de salud, sino con el hecho de que estas situaciones son excepcionales, "y la inversión de dinero no es acorde con el número de casos como éste".


Las cifras que maneja la Corporación demuestran que Chile debería tener 600 potenciales donantes al año y la mitad de ellos, efectivos. El año 2008 se registraron 250, de los cuales sólo 116 se utilizaron para trasplantes.


Según el doctor Rojas, la situación de Felipe superó la curva normal de lo que significa hacer un trasplante, por lo mismo se debió recurrir a esta intervención de emergencia.


El especialista indicó que la decisión de invertir en este tipo de aparatos no corresponde a las facultades de la Corporación, “porque nuestra labor es encontrar órganos". Del mismo modo, agregó que de una u otra forma, “son los equipos de trasplante del sector publico y privado, los que tendrán que redifinir sus prioridades y evaluar la posibilidad de contar con este tipo de equipos".


En el marco de la nueva ley de donación de órganos, Rojas desestimó que ésta pueda en la práctica, generar un cambio cualitativo. “Este proyecto no asegura el aumento de donantes, porque estas campañas no se basan en cambios legislativos". Advirtió que para que el sistema se vuelva realmente efectivo, paralelamente debe cambiarse el que actualmente controla las pesquisas. “Por uno mucho más institucionalizado, profesionalizado, con mayor generación de recursos y que sea prioridad en los sistemas de salud", enfatizó.


En otro ámbito, señaló que la base de los sistema de evaluación, en Chile y en el mundo, es el respeto de las voluntades de las personas. Por ejemplo, en el caso de la familia talquina que se negó a donar el corazón a Felipe. “Esta mujer manifestó en vida que no era partidaria de la donación y la familia es garante de esa información, es el referente y hay que respetarlo por sobre todas las cosas", explicó.


"No se puede apuntar con el dedo a nadie. No es por culpa de ellos que Felipe no se haya trasplantado, por el contrario, es porque hay muy pocos donantes. Esa es nuestra realidad", sentenció Rojas a ORBE, preguntándose “¨qué estamos haciendo en Chile para mejorar la escasa cantidad de pesquisa de donante con la que contamos?"

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores