Víctima que enfrentó a asaltantes: "Ahora duermo con una pistola al lado"

Cristian Beck y su esposa estaban acostados, cuando tres sujetos ingresaron a su domicilio y llegaron hasta el dormitorio con un cuchillo en la mano. Él terminó con un corte y su mujer con una fractura.

13 de Julio de 2009 | 15:25 | Renata Robbio, El Mercurio Online

SANTIAGO.- “Yo me defendí y empecé a forcejear con uno de los tipos, porque cuando se metieron a la casa mi señora salió arrancando a pedir ayuda y yo escuchaba sus gritos desde afuera y no sabía lo que le estaban haciendo”. Así revivió Cristian Beck, militar en retiro, el enfrentamiento que sostuvo ayer con uno de los tres asaltantes que ingresó a su domicilio en La Reina.


Cerca de las 21 horas, Beck y su señora, Ana María Terroba, estaban acostados en su pieza, cuando de repente se encontraron con tres tipos en la puerta del dormitorio, uno de ellos, con un cuchillo en la mano.


“Cuando los vimos, mi señora saltó por la ventana. Yo peleé con uno que era menor de edad, y aparentemente me iba a tirar un segundo cuchillazo, pero empezamos a forcejear. La resistencia de él empezó a ceder, logré levantarme de la cama y lo tiré contra el clóset y después contra la estufa, pero se arrancó”, contó Beck.


Tras el incidente, el matrimonio terminó con diversas lesiones, el militar en retiro con un corte en la frente, perpetrado por uno de los asaltantes, y su mujer con una fractura en el peroné, que sufrió al caer de la ventana, cuando arrancaba para pedir ayuda.


“No tenía la pistola a mano, porque o si no le habría pegado un balazo. Desde anoche que duermo con la pistola al lado de mi cama, y el próximo que entre se va a ir de balazo, no voy a pelear con él, ni le voy a preguntar”, sentenció Beck.


Doce horas después del ataque, el afectado comenta que no tuvo tiempo de pensar en su reacción, “actué de acuerdo a las circunstancias: Mi señora salió arrancando, iban dos tipos detrás de ella y mi objetivo era ayudarla. ¿Qué esperaban? ¡Me atacaron en mi cama, en mi casa, en mi dormitorio!”.


Además, recalcó que a pesar de la custodia que les dispuso el alcalde, por una semana, sí le teme a las represalias que podría sufrir.


“Lo tengo claro, de hecho ahora voy a tener que meterme en una ‘cárcel’, pese a que me resistía enrejar. Ahora hay que protegerse, uno tiene que vivir encarcelado ¿Quién protege a las víctimas?”, preguntó Beck.


“Jueces extremadamente garantistas”


Esta no es la primera vez que sufre un asalto, y paradójicamente el ex militar está cursando un diplomado de Seguridad Privada en la Universidad de Chile.


“Tuve que ir a una audiencia y recién a la sexta vez entendí lo que decían los jueces. Hablan con una rapidez increíble y con un vocabulario muy técnico, que nadie entiende”, dijo Beck.


Luego de presenciar la condena para un delincuente, aseguró que si bien es cierto que la seguridad debe mejorarse, hay un problema que comenzó a desarrollarse en el año 90, con la “puerta giratoria”.


“Ahora los jueces son extremadamente garantistas (…). Una persona tenía ocho condenas –la mayor de 5 años, la menor, de 61 días- y lo dejaron libre. La sanción fue una multa cercana a las 2UTM ¿Sabe lo que pidió el delincuente? ¡Si la podía pagar en cuotas!”, relató Beck.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores