Médico deberá pagar $50 millones a paciente que quedó con parálisis tras operación

La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó que el oncólogo "no obró con la debida diligencia y cuidado" al someter a la afectada a una intervención quirúrgica de extirpación de un tumor benigno.

10 de Agosto de 2009 | 11:35 | El Mercurio Online

SANTIAGO.- En fallo unánime, la Sexta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago condenó a un médico a pagar una millonaria indemnización a una paciente que resultó con parálisis parcial del lado derecho de su rostro, tras ser sometida a una intervención quirúrgica de extirpación de un tumor benigno.


Los ministros Alfredo Pfeiffer, Mario Rojas y el abogado integrante Emilio Pfeffer ratificaron que el médico oncólogo Ignacio Goñi Espíldora debe cancelar $ 50.055.800 a María Elena Pastor Espejo.


La sentencia del tribunal de alzada ratifica el dictamen del Duodécimo Juzgado Civil de Santiago, que el 29 de agosto de 2005 determinó acoger el pago por considerar que el doctor Goñi se apartó de la "lex artis" al intervenir a su paciente.


De acuerdo al fallo de primera instancia, "el médico demandado no obró con la debida diligencia y cuidado cuando decidió hacer la resección del nervio facial, por tratarse de un tumor del tipo shwanoma, por cuanto, para tal determinación era necesario contar con la autorización de la paciente o, al menos, de sus familiares".


María Elena Pastor Espejo concurrió los primeros días de noviembre de 2000 hasta la consulta del Dr. Goñi Espíldora a raíz del crecimiento de una protuberancia en la parte superior del cuello, la que le provocaba molestia, principalmente estética.


El médico determinó la extracción del tumor para lo cual se programó una intervención en el Hospital Clínico de la Universidad Católica el 7 de noviembre de 2000.


Al momento de realizar la intervención, y después de una primera biopsia, en el pabellón se determinó que se trataba de un tumor tipo schwanoma benigno. El Dr. Goñi Espíldora extrajo el tumor y en la intervención cortó el nervio facial derecho, lo que provocó una parálisis facial de toda esa zona del rostro.


De acuerdo a la literatura médica acompañada al proceso, una vez detectada la naturaleza benigna del tumor el médico debió haber detenido la operación y discutir con la paciente las consecuencias de la extirpación del mismo para proceder a extraerlo en una nueva oportunidad.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores