Rosende y menor abusada en La Reina: Toda la capacidad policial está buscando al delincuente

Si bien el ministro del Interior (s) aseguró que las pesquisas del caso se desarrollaron bien, recalcó que es necesario ponerse en el lugar de la víctima, para actuar con más rapidez y profesionalismo.

22 de Septiembre de 2009 | 14:12 | El Mercurio Online

Rosende, ante las críticas de los familiares de la menor, dijo que se corregirán los procedimientos si es necesario.

Héctor Aravena, El Mercurio

SANTIAGO.- Ante la violación que sufrió el sábado una niña de 14 años en la comuna de La Reina, cuando caminaba por la orilla del canal De Ramón junto a su pololo, el ministro del Interior (s), Patricio Rosende, aseguró que están todos los esfuerzos enfocados para encontrar al agresor.


“En este caso en particular, estamos con toda nuestra capacidad policial ocupada en encontrar a este delincuente. Lo vamos a encontrar, lo vamos a atrapar y vamos a encargarnos de secarlo en la cárcel”, afirmó el ministro (s).


Esta mañana, un grupo de concejales de la comuna le entregó una carta solicitándole mayores medidas de seguridad, por lo que Rosende recalcó que “la labor de prevención, de control, no sólo de La Reina, sino en todas las comunas del país se hace y la seguiremos haciendo”.


Ante las críticas de los familiares de la menor J.J.F.C. por el supuesto retraso de la Fiscalía Oriente para tomar las medidas necesarias, el ministro (s) recalcó que en caso de que fuese necesario, las policías corregirán los procedimientos, sin embrago, hay que entender la angustia de los familiares.


“Ahí hay que ponerse en el lugar de quién sufre un delito y todos tienen que actuar con más profesionalismo, con más eficiencia y con más rapidez, para no agregarle un daño mayor a quien ha sido víctima de un delito de este tipo”, declaró Rosende.


El sábado 19, cerca de las 22 horas, la adolescente sufrió una brutal agresión, en el sector de Sánchez Fontecilla con Las Crisálidas, cuando caminaba junto a su pololo rumbo a la casa de su padre.


Según el testimonio de ambos, el sujeto era un hombre moreno, delgado, de 1.70 metro de estatura, insolente y vulgar, quien los intimidó con el gollete de una botella y los amenazó con tirarlo al río si gritaban.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores