Viuda del cabo Moyano: “Esto ayuda a cerrar un poco la herida”

Paola Riveros dijo que siente pena y lástima por los asesinos de su marido.

16 de Diciembre de 2009 | 15:10 | Por Francisco Águila, Emol

SANTIAGO.- "Con el paso de los años ya no es rabia lo que siento, sino que es pena y lástima por la vida que ellos llevan. Porque están prófugos y no pueden ver a sus hijos y a sus familias. Para ellos la peor justicia es la divina, porque todo se paga acá".
 
Las palabras son de Paola Riveros, la viuda del cabo Luis Moyano, al referirse a la llegada al país de los ex lautaristas Freddy Fuentevilla y Marcelo Villarroel, implicados en la muerte de su esposo, asesinado durante el atraco al Banco Security ocurrido en octubre de 2007.
 
Con un rostro que denota tranquilidad y alivio, Riveros sostuvo que la noticia les llegó de sorpresa porque esperaban la expulsión de los imputados entre abril y junio del próximo año.


"Pero que saliera ahora (la expulsión) es bueno porque te ayuda a cerrar un poco la herida, ahora nos queda confiar en la justicia, que cumplan por el asalto al banco y el homicidio del 'Kiko'", dijo la viuda recordando a su marido.


"Es de esperar que todo salga a favor nuestro en el sentido de que se aplique el rigor de la justicia, porque ellos no tuvieron piedad al momento de cometer lo que hicieron y que todo lo que prometieron el Gobierno, la Presidenta y los ministros se cumpla", agregó enfática, asegurando que, tras la muerte de su esposo, Carabineros la ha ayudado "en todo sentido", por lo que se declaró "muy agradecida".


Riveros detalló que recibió los llamados de la institución policial cuando se supo la noticia de la expulsión y que en la mañana de hoy el General Director de Carabineros, Eduardo Gordon, también la contactó para informarle lo que ocurriría durante esta jornada, como por ejemplo la formalización de cargos en contra de los ex lautaristas.


La mujer hoy preside la "Corporación Mutual de Viudas, Madres y Familiares de Mártires de Carabineros de Chile", la que cuenta con 62 socias y opera en una oficina especialmente habilitada para el funcionamiento de la entidad en la 48ª Comisaría de Carabineros, ubicada en la calle 18 de Santiago.


Entre las participantes se encuentran Pilar Blaset y Jéssica Cuevas, las viudas de los cabos Job Burgos y Carlos Cuevas, asesinados en febrero de 2008; Elizabeth Morris, viuda del cabo Cristián Vera, muerto el 11 de septiembre de 2007; y Verónica Mella, esposa del cabo Jorge Abarca, quien en mayo de 2006 recibió un tiro en el rostro perpetrado por sujetos que habían asaltado una casa en Calera de Tango.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores