Los casos de presunto espionaje que han tensionado a Perú y Chile

En el último tiempo han ocurrido varios episodios similares a lo ocurrido esta semana con las dos detenciones de chilenos en el vecino país. En uno de estos hechos, uno de los involucrados fue sentenciado a 35 años de cárcel.

05 de Febrero de 2012 | 17:51 | Emol/Agencias

El chileno Luis Seraín fue dejado en libertad este sábado por las autoridades peruanas, porque no había pruebas suficientes que lo inculparan en espionaje.

Claudio Bueno, El Mercurio.

SANTIAGO.- Las últimas dos detenciones de chilenos en Perú por un presunto espionaje no son las primeras acusaciones entre el gobierno peruano y chileno. Hace algunos años vienen sucediendo casos de inteligencia que afectan las fuerzas armadas de ambas naciones.
 
En abril de 2009, dos peruanos fueron sorprendidos fotografiando dependencias de la Armada en Valparaíso, misma razón por la que ambos chilenos fueron acusados en un primer momento en Piura y Tacna esta semana.


El ciudadano del vecino país Carlos Cristóbal Solís tomaba imágenes de las instalaciones de la Armada, donde la institución mantiene busques militares. El sujeto fue aprehendido por personal de Carabineros. Mientras que una semana antes, el ciudadano peruano Odar de la Cruz Muñoz fue sorprendido fotografiando las instalaciones del Hospital Naval.


Finalmente, ambos fueron expulsados por infracción a la ley de extranjería, por trabajar en el país sin los permisos correspondientes.


Estas detenciones causaron la reacción inmediata del gobierno peruano quien acusó a la Administración de Michele Bachelet de "exceso de celos". De todas formas, el ministro del Interior (s) de aquel entonces, Patricio Rosende, descartó que se tratase de casos de espionaje.


En 2001, el embajador chileno en Lima, Juan Pablo Lira, denunció que en la sede diplomática se encontraron varios dispositivos electrónicos, entre ellos micrófonos, que servirían para espiar sus actividades.


El gobierno peruano rechazó tales acusaciones. a la vez que lamentó la mala seguridad de la sede chilena. En tanto, las autoridades diplomáticas del país, cuya jefa era la entonces canciller Soledad Alvear, evitaron referirse al tema.


Estados Unidos se involucra


El caso que causó más revuelo y tensión en los últimos años entre ambas naciones sudamericanas, explotó a fines de 2009, cuando incluso Estados Unidos llamó a ambos países a resolver los asuntos de manera bilateral.


Todo se inició cuando la administración del Presidente de Alan García denunció a Chile por realizar prácticas de espionaje contra las fuerzas armadas de ese país.


El suboficial de la Fuerza Aérea peruana, Víctor Ariza, fue detenido el 30 de octubre del 2009 en Lima, acusado de haber entregado a Chile secretos de Estado que implicaban las adquisiciones militares peruanas programadas hasta 2021 y los planes de entrenamiento y capacidad operativa de la institución.
 
Cuando se conoció el caso, las autoridades peruanas solicitaron a Chile una investigación sobre el tema, ya que se denunció la supuesta implicación de dos miembros de la Fuerza Aérea chilena, pero la Fiscalía Nacional no abrir ninguna investigación judicial.


Finalmente, el ex uniformado fue sentenciado una pena de 35 años de cárcel por "traición a la patria", siendo degradado y expulsado de la institución.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores