Bombarderos de nubes cuentan sus secretos para hacer llover

En mayo parte el programa de estimulación de lluvia aéreo y terrestre impulsado por el Gobierno. Sus protagonistas cuentan cómo se hace para producir chubascos y nieve con la intervención humana.

18 de Febrero de 2012 | 13:48 | Por Leonardo Núñez, Emol

SANTIAGO.- A la meteoróloga chilena Loreto Ubilla le tocó "bombardear" nubes en Cuba. Llegó a la isla con la empresa Hidromet para prestar asesoría de estimulación de precipitaciones al régimen de los Castro.

Se subió a un avión para ver en directo cómo era el sistema de lanzar pirocartuchos cargados con yoduro de plata en la base y en la parte media de las nubes, con el objetivo de provocar los chubascos.

"Los aviones en general no están hechos para introducirse en un área de inestabilidad climática, que son las relacionadas a los sistemas frontales. Había mucha turbulencia, los pilotos cubanos eran peritos y trataban de hacer la operación lo menos complicada para todos en esas condiciones atmosféricas", recuerda la profesional que prefiere llamar a este proceso como "siembra de nubes".

A partir de mayo los habitantes de Copiapó, Huasco y Valle del Elqui también deberán acostumbrarse a ver aviones equipados en busca de nubes susceptibles de ser "bombardeadas". Ese mes debe partir el plan del Gobierno para enfrentar la sequía que afecta a Chile desde las regiones de Atacama a O'Higgins, el cual contempla estimular la caída de lluvia o nieve, dependiendo de la zona del país, a un costo total de $4.800 millones en tres años (proyecto que será financiado entre el sector público y privado).

Cuenta regresiva

La fecha está proxima y en Chile no hay empresas ni pilotos capacitados que presten el servicio aéreo de "siembra" de nubes. Por eso, la ayuda de la Fuerza Área (FACh) será fundamental.

El secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Riego, Felipe Martin, señala a Emol que ya se han realizado dos reuniones para analizar los aviones que podrían utilizarse, la implementación que requerirán y la capacitación de los pilotos, que dura un mes por lo que la instrucción debe empezar sí o sí en marzo. "En qué tipo de sistemas frontales se tiene que volar, cómo tienen que volar, por sobre las nubes, bajo, entre medio, todo eso tiene que aprenderse", explica Martin.

En lo que sí hay experiencia en Chile es en la estimulación de precipitaciones desde la tierra. La empresa Hidromet lleva ocho años trabajando con los agricultores del Valle de Cachapoal (VI región), donde, según estudios de la Universidad Católica de Valparaíso, han logrado aumentar entre un 10% y 15% el cauce del río Cachapoal.

El sistema utiliza casi los mismos productos que el método aéreo, pero se aplica de forma distinta. Álvaro Martínez, quien desde el 2005 trabaja en la empresa, explica que la intervención sólo puede hacerse en época de lluvias y nubes con alto contenido acuoso, es decir de mayo a septiembre.

Cuando los meteorólogos informan que se acerca un sistema frontal moderado o medio, la empresa activa de manera remota ocho cámaras de combustión instaladas en la cordillera, a 15 kilómetros de distancia entre una y otra. Parecidas a chimeneas, permiten ir quemando yoduro de plata con acetona líquida.

El humo que sale de este químico sube hasta la nube y actúa congelando o aglutinando las partículas de agua. Cuando las gotas son más grandes o se transforman en hielo, tienden a caer en forma de lluvia o nieve, la cual se derrite en época estival aumentando el caudal de los ríos.

En el caso del bombardeo aéreo, que se utilizará principalmente en el norte del país, se dispara hacia la nube una bengala que contiene los mismo elementos usados en la tierra, produciendo la precipitación.

Las mayores dificultades

Martínez cuenta que los viajes a terrenos son frecuentes. "Cada dos semanas tenemos que ir en camioneta, con tracción 4x4 y equipo de alta montaña a realizar la mantención de los equipos. Nos tenemos que tapar con buzos térmicos y llevar alimentación para uno o más días".

"El proceso no es inmediato ni una cosa perceptible", agrega. "Cuando se inicia la ignición, el yoduro de plata se demora de 10 a 15 minutos en llegar a la atmósfera. Tampoco se incrementa la lluvia o la nieve en la zona donde está prendida la chimenea, con el viento se puede mover a 10 o 15 kilómetros. No lo vemos, aunque hay gente que dice que lo ha notado, pero es difícil. Habría que tener el ojo muy entrenado".

"Este trabajo es entretenido, pero te deja poco tiempo. En cualquier momento, como en los fines de semana, puede aparecer el sistema frontal y hay que prender los equipos o hacer las mantenciones".

Martínez dice que la gente considera extraño lo que hace. "Nos echan la talla, nos preguntan si bailamos como indios para hacer llover. Generalmente llama mucho la atención, porque no es un tema conocido. Uno dice que trabaja en estimulación de lluvia y cuesta que lo crean".

Martin: "Perdemos el 84% del agua dulce"

El secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Riego, Felipe Martin, explica que el sistema de "sembrado de nubes" contribuirá a incrementar sólo en hasta un 15% las lluvias.

"La sequía no la vamos a mejorar con esto. El problema principal del país es la falta de infraestructura de nuestro sistema hídrico, que debimos empezar a mejorar hace 50 años", explica. "El 84% del agua dulce la perdemos en el mar. Somos ricos en agua y pobres en infraestructura".

Solucionar esta deficiencia demorará una década. "El Presidente Sebastián Piñera quieren sentar las bases, para que al año 2022 contemos con la infraestructuraque nos falta. Vamos a tener 15 embalses construidos, varios sistemas de infiltración, recarga de acuíferos, que son embalses subterráneos desarrollados, una red de canales por 1.200 KM mejorados y organizaciones de usuarios que profesionalicen el uso del recurso, mucho más adecuado que el actual".

Mientras, hay que enfocarse en la eficiencia del recurso. "El ahorro del 1% del agua que ocupamos en agricultura, representa el 80% de lo que ocupa la  minería, o el abastecimiento que necesita toda la población de Chile", ejemplifica Martin.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores