Microbiólogos alertan de las medidas que se deben adoptar frente a la letal bacteria Klebsiella pneumoniae

Los especialistas llaman a los hospitales a generar protocolos preventivos para controlar la expansión del microorganismo. Los más expuestos son los pacientes graves o sometidos a intervenciones quirúrgicas.

17 de Junio de 2012 | 12:48 | Emol

Así luce en el microscopio la poderosa Klebsiella pneumoniae.

El Mercurio

SANTIAGO.- Desde hace dos años, cuando los primeros brotes epidémicos de la resistente bacteria Klebsiella pneumoniae KPC-2 despertaron la alerta mundial en los sistemas de salud, los microbiólogos chilenos esperaban la aparición de contagiados en el país.

Aunque hasta ahora se han confirmado sólo 5 casos en centros médicos de Santiago y Temuco, los especialistas llaman a los hospitales a no bajar la guardia y a generar protocolos preventivos para controlar la expansión de este microorganismo, cuya alta resistencia a casi todos los antibióticos lo hacen muy difícil de tratar. De hecho, sobre el 40% de los pacientes que lo contraen terminan falleciendo.

La jefa del Laboratorio de Microbiología de Red Salud UC, doctora Patricia García, reportó el pasado mes de marzo el primer caso en Chile. Correspondía a un paciente procedente de Italia, con diagnóstico de Linfoma no-hodgkin e insuficiencia renal.

"Es reconocida la gran capacidad de diseminación de esta cepa multirresistente por lo que los énfasis deben ser puestos en la prevención de la transmisión", señala García.

Pero es poco lo que puede hacer un ciudadano común para hacer frente a la Klebsiella pneumoniae. De ahí que personeros del Ministerio de Salud, en conjunto con la Sociedad Chilena de Infectología (Sochinf), trabajen arduamente en el diseño de una estrategia para combatir su aparición en los establecimientos de salud públicos y privados.

Entre las recomendaciones, que han sido publicadas por el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta (EE.UU), destaca reforzar en el personal de salud el concepto de precaución de contacto en estos pacientes, sugiriéndose incluso personal de salud dedicado al cuidado exclusivo de ellos.

También se recomienda reforzar en los laboratorios de microbiología la capacidad de sospecha y evaluación con exámenes sencillos para detectar la bacteria y luego aislar a los pacientes en forma precoz.

"Esta cepa es grave porque el clon se disemina rápidamente; molecularmente puede pasar rápidamente de una bacteria a otra, es decir, que es un elemento móvil genético dentro de las bacterias", explica García.

Además hay que poner especial atención en pacientes hospitalizados en unidades de cuidados intensivos y en los que son intervenidos con dispositivos que deterioran su respuesta inmune, como catéteres venosos, sondas nasogástricas, sondas urinarias y ventilación mecánica.

"También a aquellos que han utilizado múltiples antibióticos por tiempo prolongado o que tienen alguna condición de base grave como cánceres, grandes cirugías, inmunodeprimidos o trasplantados", dice García.

De todas formas, la especialista coincide con las autoridades sanitarias que han llamado a la calma. "Mi recomendación sería que todos los hospitales tengan sus normas por escrito para que cuando esta bacteria llegue sepan qué es lo que hay que hacer. Además, tomar todas las medidas de precaución de contacto y robustecer los laboratorios para que puedan estudiar la sospecha de su aparición", manifiesta.

El subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, asegura que Chile tiene la capacidad organizativa para detectar este tipo de contagios y que cuando esto sucede, se procede a aislar al paciente para iniciar el tratamiento adecuado.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores