Defensor de imputados del Colegio de Apoquindo cuestiona origen de las denuncias

El abogado Silverio Fuentes dijo que los ex auxiliares niegan las acusaciones en su contra y que hay que investigar el verdadero origen de las lesiones que presentan las presuntas víctimas.

04 de Julio de 2012 | 14:53 | Por Francisco Águila, Emol

El abogado de los imputados aseguró que sus defendidos no han tenido contacto con la administración del colegio desde que estalló el caso.

Cristián Soto, El Mercurio

SANTIAGO.- El abogado Silverio Fuentes, quien representa a los dos auxiliares imputados por los presuntos abusos sexuales al interior del Colegio Apoquindo de Lo Barnechea, cuestionó hoy el origen de las denuncias y calificó como "particular" el caso.


"Fueron los padres los que realizaron las entrevista a los niños. Lo más probable que de manera sugestiva, indicándoles posibles autores de actos de significación sexual y después esa información llegó al Ministerio Público a través de los padres", argumentó el profesional.


En ese sentido, indicó a Emol que la versión entregada a la fiscalía regional Oriente no era directa, puesto que muchos de los niños entrevistados "no dijeron nada ante los fiscales", y tampoco se encontraron huellas de que hayan sido vulnerados.


Respecto a los dos casos en que el Servicio Médico Legal estableció que existió violación, el abogado sostuvo que hay que investigar el verdadero origen de las lesiones que presentan las presuntas víctimas y reiteró que sus clientes, Margarita Villegas Lagos y Esteban Moya Godoy, no tienen participación en esos hechos.


Señaló además que sus defendidos "estaban preparados" por si quedaban en prisión preventiva. "Estaban advertidos de la posibilidad de que quedaran en prisión preventiva, pero el último día nos enteramos de que se habían sumados otras dos versiones al caso, que eran más graves y que las posibilidades de que quedaran privados de libertad era mucho más altas, por lo que estaban un poco preparados", sostuvo.


Contacto con el colegio


El profesional descartó además que sus defendidos siguieran recibiendo apoyo de parte del colegio una vez conocidas las acusaciones, porque desde que dejaron la casa que habitaban en el establecimiento no han tenido contacto con la administración.


"La histeria que se desarrolló por los padres en su contra fue tal, que ellos mismos abandonaron el colegio y se fueron a vivir a la casa de los padres de Esteban. Entonces de facto se interrumpió la relación laboral con ellos", dijo, asegurando que desconocía si seguían recibiendo su remuneración como aseguró ayer el abogado querellante, Ciro Colombara.


También calificó de "desproporcionada y alejada de la realidad", la teoría que, según dijo, tienen algunos padres, en relación a que funcionarios del establecimiento hayan constituido una asociación ilícita para proveer de niños a los imputados.


"Son personas que no tienen antecedentes penales. No tienen contagio criminógeno, son personas comunes y  corrientes. No tienen bienes, no tienen nada, lo único que tenían era su trabajo y dos hijos a los que mantenían y cuidaban", aseguró el abogado.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores