¿Cuánto hay que pagar por nacer y morir en Chile?

Un parto en una institución de salud privada bordea los cinco millones de pesos, mientras que un servicio fúnebre puede llegar a costar 14 millones.

23 de Septiembre de 2012 | 12:21 | Por Leonardo Vallejos, Emol

SANTIAGO.- La fría suma de 15 millones de pesos puede llegar a costar una de las etapas más importantes y tristes de la vida: la muerte. Mientras que la más alegre, el nacimiento, también asciende a cifras que superan los 4 millones.

En cuanto al parto, los valores que se manejan varían si el bebé nace amparado en el sistema público de Fonasa o por el particular de las isapres.

"Lo primero que hicimos tras saber que íbamos a ser padres fue buscar un buen médico y ya nos habían recomendado una clínica porque por tener convenio con mi isapre salía más conveniente. Nos salió todo algo así como cien mil pesos", revela Manuel Rojas, quien hace cuatro años fue papá.

La experiencia de este primerizo padre es muy contradictoria con los valores que pueden llegar a pagarse en un recinto privado de salud. Según un estudio realizado por El Mercurio hace un par de años, en las clínicas la cifra puede llegar a multiplicarse por cinco. Un parto en la Clínica Las Condes o la Alemana cuesta más de $2,5 millones y si se suman los aranceles médicos llega a $3,5 millones. La cesárea, que en las clínicas representan más del 50% de los nacimientos, cuesta en torno a $5 millones.

Rojas explica que tuvo suerte y que fue visionario ya que "a mi hijo lo integré a mi plan dos meses antes que naciera, así todos los cobros por asunto de él me las cobraban con mi plan, que era mucho mejor que la mamá".

La misma investigación publicó que la clínica Las Condes promociona un parto a 10 UF para madres primerizas, menores de 35 años, que se atiendan con alguno de los 21 ginecólogos del programa. Eso sí, no es para cualquiera, porque exige tener un buen plan de salud, en que la isapre y el seguro, si lo tiene, cubran al menos el 50% del valor total del parto o la cesárea.

Eso es en cuanto a los recintos privados y con beneficio de isapres. La otra realidad es a la que se someten los afiliados a Fonasa. En la entidad de salud pública existen dos alternativas. Una es la modalidad de atención institucional que ofrece servicios en la red pública, consultorios y hospitales. En esta opción tiene gran relevancia el tramo al que pertenezca la persona que dará a luz.

Las prestaciones que entregan son día cama hospitalización integral medicina, cirugía, pediatría, obstetricia-ginecología y especialidades (sala 3 camas o más); parto normal; cesárea y parto distósico vaginal. Los valores a cancelar aquí dependen del tramo (A, B, C o D) al cual pertenezca la persona.

La otra alternativa para los de Fonasa es el PAD (Pago Anticipado por Diagnóstico). A este beneficio pueden acceder sólo los asegurados/as con acceso a Modalidad Libre Elección, es decir, quienes están clasificados en los tramos B, C y D. El PAD Parto no incluye el tratamiento de las complicaciones del recién nacido ocasionadas por prematurez; malformaciones o patologías previas al nacimiento. En este caso deberá solicitar un Programa Complementario.

Así, los valores del PAD son parto total: $923.750; Copago asegurado: $230.940 Bonificación Fonasa: $692.810, por lo que en el sistema público el parto está valorado en $879.520.

Ahora, para quienes quieren atenderse en una clínica o en el pensionado de un hospital, Fonasa tiene un paquete que por un pago total de $219.880 brinda atención en 27 centros de salud.

Morir también cuesta caro

"La muerte de mi madre nos pilló a todos por sorpresa. Nunca se nos pasó por la cabeza que sufriría un infarto y que nos dejaría". Así comenta Felipe Seguel lo que vivió hace solo una semana cuando perdió a su mamá.

El joven arquitecto explica que nunca antes habían tomado previsión sobre este tipo de casos, por lo que todo el proceso de velorio y funeral los pilló sobre carrera.

Y la opción escogida por Seguel y su familia no fue la más económica. Escogieron una funeraria privada, en la que el valor puede ascender a $4.850.000. Este precio incluye dos modelos de urna, una capilla de madera, la instalación de la carroza, una carroza funeral Mercedes Benz, un vehículo de acompañamiento, 2 vehículos para trasladar a la familia en el funeral, ida y regreso.

Además, 5 avisos de defunción o expresión de gracias en el diario El Mercurio; la realización de trámites tales como Registro Civil, Seremi de Salud, etc.; servicio de coro para la ceremonia de misa o la de sepultación; 4 arreglos florales; acogida familiar que es servicio de cafetería durante 3 horas en la velación; tarjetero y libro de condolencias y 100 unidades de tarjetas de agradecimiento.

Asimismo, si la alternativa escogida es la sepultación en un recinto privado, el valor asciende aún más. Por ejemplo, el sector más caro en uno de estos establecimientos (lugares donde se encuentran menos nichos) puede llegar a costar $9.104.846, lo que sumado al velorio da un total de $13.954.846.

Ahora bien, tomando como referencia el entierro en un recinto municipal, tal como el Cementerio General de Concepción, el monto llega a $551.500, considerando el arriendo nicho adulto por 20 años y la sepultación en mausoleo.

De la misma forma, también hay costos menos onerosos. Siguiendo con la funeraria del primer caso, el velorio más barato tiene un costo de $375.000 (urna clásica, una capilla italiana metálica, la carroza de instalación y de funeral, más el auto de acompañamiento junto con un mini bus para trasladar a la familia en el funeral ida y regreso, y los trámites administrativos). Además, hay que dar cuenta del sitio más barato en el cementerio privado donde el costo asciende a $1.851.068, dando un total de $2.226.068. Y en un recinto municipal, los valores son de $134.000 (nicho adulto por 3 años) más $52.000 (sepultación en tierra para adultos).

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores