Seis serán los Tribunales de Familia que contarán con salas especiales para declaración de menores

La iniciativa fue aprobada hace dos años por la Corte Suprema y pretende evitar la victimización de los niños en procesos judiciales de esta materia.

20 de Octubre de 2012 | 14:09 | Por Andrea González Schmessane, Emol

La iniciativa fue aprobada por la Corte Suprema en 2010 y debutó en enero en el Tribunal de Familia de Melipilla.

Emol

SANTIAGO.- Tras debutar en enero en el Tribunal de Familia de Melipilla con el objetivo de promover el derecho de los niños a ser oídos y que su opinión sea tomada en cuenta en cualquier causa judicial que los afecte,  en diciembre serán cinco las salas Gesell que comenzarán a funcionar en el país para estos efectos.


Se trata de espacios acondicionados para observar las conductas de los niños -víctimas de cualquier forma de vulneración de derechos, especialmente de aquellas formas de maltrato físico, psicológico y sexual- sin que éstos se sientan presionados o coartados por otra persona que los analiza, y que serán habilitados en tribunales de Valparaíso, Punta Arenas, Talca, Linares y en Santiago, en el Segundo Juzgado de San Miguel.


Según explicó a Emol María Olga Troncoso, juez de Familia de Melipilla y una de las impulsoras de la iniciativa –que fue aprobada hace dos años por la Corte Suprema- estos cubículos “se componen de dos subdivisiones conectados por un espejo unidireccional que permite que las personas que estén en la sala de observación puedan mirar lo que ocurre en la sala de entrevista, pero no viceversa”.


“Las personas que intervienen, a su vez, están conectadas a través de un intercomunicado mientras que todo lo que sucede queda registrado en video y audio”, agregó, detallando que en la actualidad “ese derecho de ser oídos se ejerce en la misma sala de audiencia”.


Respecto a los resultados del proyecto,  Troncoso destacó que “han superado los objetivos que nosotros esperábamos porque hemos visto temas en que el cambio ha sido importante, como por ejemplo, se han disminuido los tiempos de espera y los tiempos de la entrevista que a su vez, son de mejor calidad”.


Asimismo, añadió que como consecuencia, “se ha disminuido la tensión en los niños, ellos se sienten con más confianza y la entrevista resulta menos intimidante, incluso en ocasiones pueden ser reparatorias porque ellos pueden desahogarse”.


Por su parte la psicóloga Carolina Puyol,  otra de las promotoras del proyecto, explicó que éste comenzó como una autocrítica respecto al derecho que los menores tienen en estas situaciones de carácter judicial  y con la intención de mejorar el ambiente físico donde se llevan a cabo las entrevistas.


En la misma línea, enfatizó que en 2013 se espera habilitar otras 20 salas Gesell hasta completar las 60, correspondiente al número de Tribunales de Familia que existen en el país.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores