Beyer critica sistema de admisión a Ues y propone que lo administre nueva entidad

El ministro de Educación sostuvo que "los rectores no son especialistas" en la materia y les planteó crear una nueva institucionalidad, similar al modelo estadounidense, para que se encargue del proceso. El Consejo de Rectores se mostró dispuesto a estudiar la propuesta.

25 de Octubre de 2012 | 15:16 | Por Natacha Ramírez, Emol

El ministro Harald Beyer asistió hoy a la sesión mensual del Consejo de Rectores, donde les propuso cambiar el sistema de admisión.

Héctor Aravena, El Mercurio

SANTIAGO.- El ministro de Educación, Harald Beyer, entregó a los miembros del Consejo de Rectores (CRUCh) -que agrupa a las 25 universidades tradicionales- una propuesta para introducir importantes cambios al sistema de admisión a las universidades chilenas, el que actualmente está a cargo de ese organismo, a través del Demre.


Beyer asistió hoy a la sesión mensual del CRUCh, donde dio a conocer un informe que critica el sistema de admisión –el que se basa en la Prueba de Selección Universitaria (PSU) –, afirmando que éste no ha variado desde hace décadas pese a los nuevos estudiantes que hoy rinden la prueba y a los nuevos programas que ofrecen las instituciones.


También sostiene que el actual sistema de admisión carece de un plan claro de desarrollo y que prácticamente no prueban nuevos instrumentos de selección.


Según el informe, "los rectores no son especialistas y tampoco tienen el tiempo para destinar a un análisis prolongado del sistema de admisión". También remarca que "no hay un sistema de admisiones en el mundo, de carácter masivo, donde sean los rectores los que toman decisiones respecto de los instrumentos de selección universitaria".


Por este motivo, propone crear una nueva institucionalidad que reemplace al CRUCh en la administración del proceso, que sea similar al College Board estadounidense. Ésta es una fundación sin fines de lucro con un directorio nombrado por las universidades, la que se encarga de administrar el sistema de admisión a las universidades y también de mejorar el acceso a la educación superior. También debe diseñar los instrumentos de selección y verificar permanente de su validez, además de desarrollar nuevos instrumentos.


Más pruebas al año y más días para postular


El ministro afirma que el nuevo sistema de admisión a las universidades debería tener más pruebas de selección al año, y no una sola como ocurre en Chile; y ampliar el plazo del sistema de postulaciones, ya que el actual sistema es de sólo tres días, lo que hace que los jóvenes deban tomar una decisiones tan importante en un plazo muy breve y sin que puedan evaluar otras ofertas. También se deberían diversificar los instrumentos de admisión, para que consideraran otros aspectos además del cognitivo.


Junto a esto, el ministerio también planteó estar disponible para evaluar poner fin de manera gradual al Aporte Fiscal Indirecto (AFI) –que reciben las universidades en base a los alumnos que obtienen mejores puntajes en la PSU–, ya que argumenta que al estar "atado" a esa prueba, "inhibe la innovación en el sistema de admisión". Por esto propone reemplazar ese aporte por un fondo que promueva el ingreso a la universidad de estudiantes vulnerables a través de mecanismos alternativos a los tradicionales.


El ministro aclaró que "reconoce y respeta la autonomía de las instituciones de educación superior para definir el proceso de admisión", pero remarca que "es posible mejorar sustancialmente nuestro sistema de admisiones y postulaciones en un plazo razonable".


Ante la propuesta del ministerio, el vicepresidente ejecutivo del CRUCh, Juan Manuel Zolezzi, manifestó que "coincido plenamente en que esto sea más profesionalizado, en términos de poder hacer mayores estudios, ir mejorando el sistema de admisión y hacer más pruebas durante el año".


No obstante, aclaró que eso "no significa que el CRUCh no vaya a ser parte ni sea el responsable final de este proceso". "Lo que se quiere es profesionalizar más la gestión del proceso de admisión, pero en ningún caso que el Consejo de Rectores se desligue del tema. Hay que recordar que el sistema de admisión es un acuerdo de las 25 universidades del Consejo de Rectores, no es ninguna ley ni ningún decreto ni ningún reglamento", subrayó.


En ese contexto, indicó que la propuesta del ministro "es una alternativa" y que "coincide con algo que el Consejo de Rectores ya venía estudiando". "El CRUCh ya había planteado crear una especie de comité especial que permitiera dirigir más profesionalmente (el proceso). Porque cada uno hace su gestión se rector, pero no necesariamente somos especialistas. El ministro planteó que él tenía la voluntad de aportar los recursos necesarios para poder hacer esto, lo cual significa que se abre mucho más la posibilidad", señaló.


En tanto, el rector de la Universidad de Chile, Víctor Pérez, también manifestó que "es un planteamiento que habrá que estudiar", pero remarcó que el Demre "ha demostrado por años ser una institución muy confiable que ha honrado la fe pública en un sistema meritocrático razonablemente objetivo".


Respecto del planteamiento del ministro de eliminar el Aporte Fiscal indirecto (AFI) a las universidades, el rector Zolezzi coincidió en que éste se debe terminar ya que es "inequitativo". No obstante, sostuvo que esto "debe pasar por construir algún otro tipo de mecanismo que permita aportar recursos hacia las instituciones que acogen a estudiantes que tengan ciertas características".


Beyer criticó informe de rectores por acortamiento de carreras


En la sesión, el ministro Beyer también calificó como "insatisfactorio" el informe que entregaron los rectores sobre el acortamiento de las carreras de pregrado, que la autoridad les había solicitado en marzo pasado.


"Hay pocas propuestas concretas que demuestren una disposición de las universidades a asumir esfuerzos al respecto, haciendo dudar de su real voluntad de reducir el largo de las carreras, dado el alto costo que éstas conllevan para sus estudiantes", subraya el informe.


En este tema, el Ministerio de Educación sostiene que en Chile las carreras son "excesivamente largas", lo que repercute en mayores costos para las familias y el Estado.


No obstante, los rectores argumentan que en Chile las carreras son más extensas ya que son habilitantes para ejercer una profesión y no consideran necesariamente la continuación en postgrados, como ocurre en otros países.


Zolezzi esgrimió además que "en Chile la educación media es mala en general y un alumno de enseñanza media hoy día no sale sabiendo las materias necesarias que sabe cualquier otro alumno de la OCDE y que son conocimientos que normalmente hay que retomar en los primeros años de universidad".


De todas formas, el rector aclaró que "nosotros somos proclive al acortamiento de carreras" y sostuvo que están dispuestos a seguir analizando el tema con el ministerio. "Que ha habido problemas de comunicación, ha habido, y que a veces nos hemos molestado, nos hemos molestado, pero superada esa etapa estamos absolutamente disponibles para trabajar en alguna mesa de trabajo en la cual podamos avanzar juntos en este tema", afirmó.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores