Director de Adimark: "El voto voluntario fue un fracaso"

Roberto Méndez sostiene que la participación en las elecciones municipales ha sido la menor desde el retorno de la democracia y que votantes de centroderecha se abstuvieron de votar por las señales de triunfalismo emanadas desde Gobierno y la Alianza.

29 de Octubre de 2012 | 19:25 | Por Leonardo Núñez, Emol
Alex Valdés, El Mercurio

SANTIAGO.- A 24 horas de conocerse los resultados de las elecciones municipales, el director de la influyente empresa de investigación de mercado y opinión pública Adimark, Roberto Méndez, asegura de manera enfática que el sistema de voto voluntario inaugurado en estos comicios, "fue un fracaso".

"La abstención fue una de las grandes sorpresas. Nadie se esperaba este nivel de abstención. Se pensaba que podía ser alta, pero nunca al nivel que se produjo", señala Méndez, sin esconder que se confirmaron todas sus aprehensiones previas a las elecciones.

"Si tomamos los votos válidamente emitidos en alcaldes, eliminando nulos y blancos, se produjo más de un 60% de abstención. Creo que es un error el que se está cometiendo en este momento sobre la divulgación de algunas cifras, porque la participación no llegó al 40% de los que están potencialmente con la posibilidad de  votar", agrega.

¿La abstención incidió en los resultados de la centroderecha?
"Incidió en la votación general de la centroderecha. Y por los resultados que se conocen hasta ahora, en cierta manera el triunfalismo que proyectó la Coalición y el Gobierno, finalmente le jugaron en contra. Esto queda demostrado en aquellas comunas donde no tuvo competencia la centroderecha, como Lo Barnechea, Las Condes y Vitacura: la abstención también fue bastante alta".

¿Esa sensación de triunfo llevó a las personas identificadas con la centroderecha a no ir a votar pensando que ganaban sus candidatos?
"Exacto, el que no sea obligatorio ir a votar, hace a la gente meditar sobre el efecto posible de su voto, ya sea en elecciones que se dan por seguro un ganador o en aquellas partes donde no hay competencia. Las personas sienten que su voto no tiene propósito y no van a votar. Esto tiene que ser un aprendizaje de cómo opera el voto voluntario: una verdadera tarea de una coalición es que sus candidatos vayan a votar, no solo que los prefieran".

¿Los chilenos no votaron por una molestia con clase política actual?
"No sabemos todavía en qué proporción la abstención se debe a un rechazo o en qué medida es un desinterés de la población por participar, o una actitud poco responsable. Es probable que los dos motivos hayan operado. Probablemente encuestas posteriores lo explicarán".

¿Cuándo las personas sienten que su vida cotidiana no enfrenta riesgos, se desinteresa por las elecciones?
"En países de mucha estabilidad, como en Suiza, la gente vota muy poco. Pero sería una lectura complaciente y equivocada atribuirlo a eso. Aquí todos tenemos que hacernos cargos de que el sistema fracasó. Tenía por objetivo aumentar la participación y el resultado ha sido el inverso. Votó el menor número de personas, en términos absolutos de votos, desde el retorno de la democracia. Retrocedimos en participación".

¿Se ve en el horizonte el fin del voto voluntario?
"Espero que sí. Sería bastante impresentable que entre gallos y media noche se procediera a cambiar el sistema. Esta primera prueba no funcionó. Tenemos que tomar nota, vivir una nueva elección más, y ahí considerar modificarlo.  Pero los chilenos lo que menos quieren son legislaciones precipitadas. Démosle una elección más".

Muchos han cuestionados los resultados de encuestas divulgadas antes de las elecciones. ¿Fallaron las predicciones?
"Las empresas de investigación profesionales y serias no publicaron ninguna encuesta municipal, desafío a buscar alguna en los diarios. Hubo una competencia de algunos medios de comunicación que las hicieron, y fueron  temerarios. Cuando hay un 60% de personas que no votan, y se publican resultados con muestras de 400 personas, quiere decir que las proyecciones las estaban haciendo con el 40% de votantes, es decir 160 personas. Ésas son las encuestas que han quedado desprestigiadas".

¿La próxima elección presidencial está perdida para la centroderecha?
"Nunca está perdida, pero si había una probabilidad baja hasta hace 24 horas, hoy día es más baja todavía. No es imposible, pero evidentemente es más difícil que hasta antes de la elección de ayer".

¿Golborne o Allamand, quién tiene más posibilidades con este nuevo escenario?
"El resultado no beneficia a Golborne, hizo una apuesta arriesgada. Se la jugó por presidencializar las elecciones y aparecer muy activo. Finalmente eso no dio resultado y lo debilita. Pero no desaparece su opción. Tengo la impresión que para Allamand es al revés. Jugó la apuesta contraria y su opción es algo más fuerte que al principio de la elección".

¿Es posible que aparezca un candidato descolgado, fuera de la Concertación o la centroderecha, beneficiado por el voto voluntario? 
"Es poco probable a estas altura que aparezca alguien que no esté el horizonte. En la oposición tampoco creo que puedan aparecer figuras alternativas a Bachelet. Hoy ella está más fuerte que nunca. Si hay un ganador, es la ex Presidenta".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores