Cae sujeto que estuvo prófugo por 10 años tras asesinato de travesti en Curacaví

Carlos Rodríguez participó en el homicidio de Moya Silva, alias "Claudia", a quien le vendaron los ojos, le amarraron las manos y lo hicieron correr antes de dispararle por la espalda.

23 de Enero de 2013 | 12:04 | Por Francisco Águila V., Emol

SANTIAGO.- Detectives de la Brigada de Homicidios de la PDI detuvieron a un hombre que estaba prófugo durante más de 10 años, tras participar en el brutal homicidio de un travesti, ocurrido en el año 2001, en la comuna de Curacaví.


Se trata de Carlos Alberto Rodríguez Guajardo (38), quien el 7 de julio de ese año,
asesinó a tiros a Nelson Moya Silva, alias "Claudia", con compañía de su hermano Luis Humberto, Alejandro Marcial Vásquez Arratia y Miguel Ángel Romero Cea.


De acuerdo a información de la prensa de la época, la víctima fue contactada por el imputado para que le prestara servicios sexuales y la llevó hasta el fundo Chorrillos, ubicado en el sector de la cuesta Barriga.


Fuentes policiales indicaron que allí, tras mantener relaciones sexuales y beber alcohol, vendaron los ojos y amarraron las manos de Moya Silva y lo conminaron a correr por el campo para salvar su vida, pero el imputado le dio un tiro en la espalda y luego lo remató, abandonando después el cadáver.


Rodríguez y sus cómplices fueron detenidos por los efectivos policiales a pocos días del crimen, pero luego fueron dejados con libertad provisional -justicia antigua- hasta el año 2003, cuando se les sentenció a 5 años de presidio efectivo.


El día en que se dictó la sentencia el único que no llegó fue Carlos Rodríguez, quien huyó del lugar y se fue al norte del país, donde se mantuvo prófugo.


Eso hasta ayer, cuando los detectives lo encontraron en las cercanías de Peñaflor, donde el condenado se estaba quedando en casa de familiares.


Por su parte, Óscar Rementería, vocero del movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) lamentó que no se pueda aplicar la denominada "Ley Zamudio" en contra de Rodríguez y calificó el hecho como "un crimen de odio".


El condenado quedó a disposición del Juzgado de Letras de Casablanca, en la Región de Valparaíso.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores