Joven que acompañó a Antares en Perú mintió y arriesga cargos

María del Pilar Álvarez, una de las cinco mujeres imputadas por el crimen de un lactante, sitúa en su declaración a Francisca Ceroni como miembro de la agrupación en diciembre de 2009, pese a que ésta lo había negado.

07 de Junio de 2013 | 21:06 | Por Andrea González Schmessane, Emol

SANTIAGO.- Francisca Ceroni, la joven de 21 años que habría acompañado a Ramón Castillo -autodenominado Antares de la Luz- en Perú, participó activamente en el grupo en diciembre de 2009, periodo en que la agrupación liderada por el profesor de artes musicales se trasladó a vivir a la Quinta Región.


Así se desprende de la declaración de una de las imputadas, María del Pilar Álvarez (25), quien permanece en prisión preventiva en la cárcel de San Miguel por el crimen del lactante de dos días que fue quemado vivo en un rito efectuado el pasado 24 de noviembre en el fundo "Los Culenes", en Colliguay.


Fuentes cercanas al caso detallaron a Emol que en su testimonio,  la cineasta afirma que en la época señalada la comunidad  estaba instalada en Olmué y que era integrada por "Antares", Pablo Undurraga, Natalia Guerra,  Josefina López, Francisca Ceroni y dos jóvenes más individualizados como Silvio y Tania.


Álvarez, agregan las mismas fuentes, especificó que el grupo se había trasladado a una parcela que Undurraga y Guerra habían encontrado en internet y que cumplía con las condiciones solicitadas por Castillo para la realización de las ceremonias de Ayahuasca.


Además, contó que dicho terreno tenía una extensión amplia para que los perros "Osiris" y "Nahuel" -el cual era considerado como hijo del líder y lo adoraban cuando el profesor de música viajaba al extranjero- pudieran correr libremente.


Según la joven de 25 años, el sitio había sido arrendado por el padre de Pablo Undurraga y tenía un costo mensual de $ 300 mil, monto que era asumido por el grupo a través de la venta de sushi y la realización de seminarios.


Álvarez detalló también que en esa época ella y su novio de entonces, David Pastén -actualmente preso e imputado en la misma causa- sólo tenían contacto esporádico con la comunidad, sin embargo, se enteraron de que una oportunidad “Antares”  había recibido una orden de su “Ser Interno” que establecía que Silvio y Tania, previo a un severo castigo físico –fueron desnudados y sometidos a brutales golpizas con palos - estaban destinados a vivir en otro lugar debido a que ellos le provocaban daño.


Por esta razón, relató, ellos se trasladaron  hasta una casa ubicada en la comuna del Belloto, en Quilpué, junto a Josefina López y Francisca Ceroni, quedándose en Olmué solamente Ramón Castillo, Pablo Undurraga y Natalia Guerra.


El nombre de la joven de 21 años vuelve a aparecer en el relato de Álvarez cuando la sitúa durante una "toma" de Ayahuasca en septiembre de 2012. En esa oportunidad, afirma que la artesana mantiene una especie de discusión con Ramón Castillo luego de que éste, durante la ceremonia, asegurara que ella (María del Pilar) debía someterse a sus placeres sexuales para poder recuperarse del mal que le habrían causado Silvio y Tania.


Ceroni estuvo en desacuerdo con la petición que Castillo le hizo a su compañera, lo que provocó que ella abandonara el ritual y se fuera de la casa donde residía el grupo, en una parcela ubicada en Santa Adela, en las cercanías de Quinteros.


Luego de ese episodio, mencionan, la joven imputada no vuelve a mencionarla en su testimonio.


Joven artesana negó participación en el grupo


Una vez conocido el crimen y la fuga de Ramón Castillo a Perú, la policía aseguró que "Antares" estaba acompañado por Francisca Ceroni, quien una vez enterada de su búsqueda, decidió regresar al país.

Una vez en Chile, la joven de 21 años dijo a El Mercurio haber coincidido con Castillo en Cusco, pero negó que hubiera viajado junto con él.


También aseguró estar afectada con la noticia porque los miembros de la secta -ahora en prisión preventiva- eran conocidos de ella, que a veces se juntaba con los mismos, pero que nunca participó de la agrupación, enfatizando que tampoco creía en lo que Ramón Castillo predicaba.


Ceroni, en tanto, declaró el pasado 13 de mayo ante el fiscal de Quilpué Carlos Parra, quien tras la diligencia, no descartó formalizarla por encubrimiento.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores