¿Cuán vulnerables estamos los chilenos al espionaje de inteligencia?

El escándalo desatado en EE.UU. tras la filtración de programas de vigilancia a los ciudadanos abrió el debate nuevamente sobre la violación a la intimidad. Acá analizamos qué tan expuestos estamos a ese cuestionado "monitoreo".

17 de Junio de 2013 | 08:20 | Por Alfonso González A., Emol

SANTIAGO.- A los escándalos sucedidos por las filtraciones de Wikileaks, se sumó recientemente la divulgación de los programas de vigilancia masiva sobre los ciudadanos estadounidense de parte de la administración del Presidente Barack Obama.


El ex contratista de la CIA, Edward Snowden, fue ahora el encargado de revelar las prácticas de espionaje que lleva adelante la Casa Blanca en contra de los estadounidenses con el fin de prevenir, según se argumentó, hechos que atenten contra la seguridad nacional.


Estas prácticas, dignas de la pantalla grande y que incluyen intervenciones telefónicas y de las comunicaciones a través de internet, nos hacen recordar la famosa frase de la película "Enemigo Público": "La única privacidad que queda es la que está en nuestras mentes".


Pero, ¿cuán vulnerables estamos los chilenos precisamente a ser monitoreados por ese tipo de programas? Si bien la pregunta parece compleja de responder, la experta en el área de inteligencia y seguridad nacional, Carolina Sancho, asegura que todos estamos vulnerable a ser víctima de algún tipo de vigilancia.


"En realidad cualquiera podría ser sujeto de espionaje, porque existen las tecnologías para hacerlo", señala la experta.


Y ¿qué datos puede ver la seguridad estadounidense? Técnicamente, según "The Wall Street Journal", todos, incluso información de tarjetas de crédito, pues los servidores de los proveedores de Internet y de las telefónicas almacenan correos electrónicos, chats, fotos, transferencias de archivos y detalles de interacciones en las redes sociales, entre otros.


Aunque estas prácticas podrían ser validadas de acuerdo a las diversas legislaciones de los países, cada vez más la ciudadanía y diversos organismos no gubernamentales solicitan en todo el mundo detener este tipo de prácticas.


"Acá hay un desafío con respecto a que hay una discusión (...) de hasta dónde se está dispuesto a sacrificar la privacidad de los ciudadanos en nombre de la seguridad nacional", indica Sancho.


Nuevas tecnologías


Un aspecto que ha propiciado el trabajo de los servicios de inteligencia, ha sido el uso masivo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, las que hacen más vulnerables la privacidad de las personas.


En 2013 la cantidad de dispositivos con dirección IP (número que identifica a cada uno de los dispositivos que se conectan a internet) superará los mil millones y se proyecta que para el 2020 la cifra alcanzará cientos de miles de millones.


En la práctica esto significa que elementos como cerraduras inteligentes, ascensores y hasta refrigeradores conectados a internet podrían ser rastreados y controlados a distancia. Los autos con softwares más sofisticados podrían sufrir alteraciones en su sistema de control y alarma, por ejemplo.

"Estas nuevas tecnologías de la información que permiten una comunicación mucho más fácil, rápida y económica, son mucho más vulnerables en términos de ser penetrada, de ser intervenida, que otros mecanismos de comunicación", sostiene la experta.


"Acá lo que no se ha dado es una discusión con respecto a dónde está el límite con estas tecnologías de la información, como correos electrónicos, youtube, skype. Este tipo de mecanismos de comunicación son fácilmente penetrables para conocer distintas características de la comunicación realizada, como también la comunicación misma", añade.


Sostiene que hoy estamos observando la necesidad imperiosa de establecer una regulación más precisa en torno a cómo se puede acceder a la información privada. "No estamos diciendo qué personas serán espiadas y en qué momento, pero sí bajo qué circunstancias y con qué procedimientos", precisa.


Espionaje a nivel internacional


Un tema aún más complejo es el espionaje que puede realizar un determinado país sobre determinados ciudadanos de otra nación, debido a que en general las leyes sólo regulan al determinado territorio y no fuera de sus fronteras.


Por lo que no sería descabellado pensar que ciudadanos en Chile pueden estar sujetos a este tipo de vigilancias. "Al menos Estados Unidos tiene la capacidad para llevar adelante un tipo de vigilancia masiva", asegura Sancho.


Los servicios de inteligencia cuando quieren operar fuera del territorio nacional de un país, no necesitan pedirle permiso a nadie. "En el caso norteamericano, justamente pueden hacerlo fuera del territorio nacional y es lo que el Presidente (Obama) argumenta, de que este tipo de prácticas se han hecho fuera del territorio nacional y lo que se ha hecho dentro de Estados Unidos es la obtención del metadato, que es conocer las personas que se comunican, el tiempo de duración de la comunicación y los lugares desde donde se hizo y no el contenido la comunicación", concluye.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores