El mea culpa de Johnny Herrera: "Es una pena que llevaré toda la vida"

El arquero de Universidad de Chile analizó el atropello que le provocó la muerte a la joven Macarena Cassasus en 2009, señalando que entiende el dolor de la familia con quien fue a juicio.

10 de Julio de 2013 | 00:03 | Emol
La Segunda

SANTIAGO.- A casi dos semanas de ser sentenciado a 41 días de pena remitida, el arquero Johnny Herrera se refirió a la situación vivida en estos años durante el juicio donde fue declarado culpable por la muerte de la joven Macarena Casassus, ocurrida la madrugada del 20 de diciembre de 2009.

El portero de Universidad de Chile se refirió a los hechos y lamentó la situación en el programa "El Informante" de TVN, indicando que es "una pena que llevaré toda la vida".

Impugnación del fallo: "Fue un tema consensuado con los abogados a lo que el fallo fue, creo que fue una decisión triste para mí por lo menos, ellos no presentaron el recurso para otro juicio y nosotros tampoco quisimos hacerlo pese a que nosotros consideramos injusto el fallo".

Decisión del tribunal: "Lo conversamos con mi abogado, pienso que más allá del fallo existe la justicia, pero para ellos era más relevante que yo iba a alta velocidad que ella haya cruzado en estado de ebriedad y eso hay que acatarlo".

Autocrítica: "El mea culpa que puedo hacer es que tengo que estar más atento y respetar los limites de velocidad. Tengo que tomar esto como ejemplo para no repetirlo. Es una pena muy grande que hay que superar, una que llevaré toda la vida, no se lo deseo a nadie. Es una pena que me haya tocado a mí, pero hay que aprender a vivir con ello".

Acusaciones en su contra: "Imposible que se trate de una estrategia, no soy actor, es el momento más trágico que me ha tocado en mi vida junto con el fallecimiento de mi hermano mayor. Esto no es fácil, el incidente lo recuerdo como si fuera la semana pasada, es muy difícil olvidarlo, el escenario en el que estaba rodeado de prensa y del juicio público fue muy complicado, mis abogados me dijeron que no sería tanto, pero lo fue así".

Detención en Maitencillo: "Cometí un grave error, fue cerca del 18 y manejando con alcohol fue una acción que no debí cometer. Lo de la licencia duplicada nunca existió, eso es falso, era una que andaba trayendo y se me ocurrió mostrarla, fue un error. Nunca imaginé todo lo que pasaría después, con los familiares de la familia que me estaban esperando para cualquier error".

Disculpas: "Apenas ocurrió el accidente yo pedí disculpas a la familia, le pedí disculpas con una carta, se la quise hacer llegar y sus abogados no la aceptaron. Mis abogados me adelantaron que esto pasaría a lo económico. En la carta les dije que sabía lo que ellos vivían, compartía su dolor ya que mi familia también pasó por esto. La escribí de puño y letra, me demoré mucho en hacerla, estaba tremendamente arrepentido por lo que sucedió".

Sin apoyo: "El apoyo (moral) de Audax (su club cuando ocurrió el accidente) fue inmediato, me saco el sombrero por todo lo que hicieron por mí, desde el presidente a la persona que hace el aseo. He conllevado éxitos y fracasos, pero este caso lo afronté sólo, no le pedí nada a mi club, ningún peso. Hubo apoyo moral, pero me apoyé en mi familia y en mis amigos cercanos".

Trasfondo económico: "La historia de lo económico es triste, me dolió mucho que cuando había un acuerdo llegaron a pedir más dinero. Cuando pasó lo de Maitencillo me pidieron 100 millones de pesos, un juicio abreviado, pero eran acuerdos que se hacían de forma interna, que se hace entre abogados y así no ir a juicio público. Yo no le echo la culpa a la familia, si a la gente que se le acercó, cambiaron de abogados tres o cuatro veces, es una situación engorrosa, habían muchas personas que querían que esto siguiera".

Insultos en el estadio: "Al principio fue difícil, no es cómodo que te insulten 50 mil personas, pero no sé porque pero estaba preparado para esto. La primera vez que entré al estadio en un partido después del accidente fue contra Unión Española y me gritaron de todo. El 'Pato' Toledo (entrenador de arqueros de Audax) le gritó de todo a la gente y yo tuve que calmarlo, mis compañeros igual, pero yo les dije que era un tema que debía afrontar yo".

Gritos de "asesino": "El calificativo de asesino es una más una excusa del hincha para insultarme, antes de que pasará el accidente también pasaba lo mismo. Yo sabía lo que se venía después de lo que pasó, una vez en Everton terminé llorando porque me insultaron todo el segundo tiempo de un partido. Es un tema que ya tengo asumido y que tendré que llevar hasta que me retire del fútbol".

Emoción de su madre: "En el juicio mi mamá se puso a llorar porque creía que me iba a ir preso, porque como le conté la historia no podía entender que eso iba a pasar. Acá habían culpas compartidas, por eso la pena debía bajar".

Familia de Macarena: "Yo entiendo plenamente lo que pasó, como familia la pena nuestra fue más interna, por idiosincrasia que tenemos, pero entiendo completamente a la familia de Macarena, más allá de un accidente le quitaron a una hija, les entiendo los calificativos que han proferido y de las criticas por la pena baja que recibí. Esto es mil veces más difícil para ellos".

Su futuro: "Yo llevo mucho tiempo en esto, me he refugiado bien en mis amigos y tratando de hacer mi vida lo más normal posible, gracias a Dios lo he podido hacer. Quiero dar vuelta la página, es algo que ya pasó hace unos años y ahora quiero abocarme a lo mío, seguir con mi vida en el deporte y con mi familia".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores