Ex mujer de gerente del B. Central: "Mi hija menor me gritó que su padre era malo"

Yamile Caba prestó declaración ante el tribunal en el tercer juicio contra Enrique Orellana, a quien acusa de haber violado a sus tres hijas.

23 de Agosto de 2013 | 12:03 | Por Andrea González Schmessame, Emol

Yamile Caba, ex esposa del ejecutivo del Banco Central, Enrique Orellana.

Álex Valdés, El Mercurio
SANTIAGO.- Este jueves Yamile Caba, la ex esposa del ejecutivo del Banco Central, Enrique Orellana, acusado de abusar y violar en reiteradas ocasiones a las tres hijas de ambos, declaró ante el tribunal en contra de su ex pareja.

En el marco del tercer juicio oral contra el profesional, la mujer detalló en el estrado el momento en que descubrió que las menores -que en ese entonces tenían 3, 4 y 9 años- habían sufrido agresiones sexuales presuntamente de su padre.

Según indicó, las niñas comenzaron a tener conductas especiales en el colegio, lo que fue advertido por sus profesoras, quienes le mencionaron que éstas se acentuaban luego de haber pasado el fin de semana con Orellana.

Por lo anterior, agrega, comenzó a buscar ayuda psicológica para tratar a las menores y conseguir un certificado para que las visitas del padre sólo se realizaran durante el día y no durmieran en la casa del ejecutivo.

Visiblemente afectada, Caba relató también que el día 16 de agosto de 2010, mientras iba junto a sus tres hijas en el auto, la más pequeña estalló en llanto y le gritó que su padre era malo. 

Le reveló que frecuentmente la tocaba y le decía que era un secreto entre los dos. "Le había dicho que no se lo tenía que contar a nadie porque si lo hacía, me iban a matar", agregó.

Asimismo, contó que las otras dos menores le confesaron haber sufrido los mismos abusos de parte de su padre.

Desde ese momento, continuó, se orientó a encontrar a algún especialista que evaluara a las niñas para constatar lesiones. Sin embargo, recordó, uno de ellos le negó cualquier certificado argumentando que "me ha pasado otras veces que las mujeres utilizan esto para lograr irse en contra del marido".

Durante un receso ordenado por el tribunal, el defensor de Orellana, Francisco Cox, calificó el relato de la mujer como "bastante confuso", enfatizando que "nuevamente cambia circunstancias fundamentales de cómo fueron los hechos, por lo tanto creemos que no es un relato creíble".

"Para mí hay una serie de inconsistencias que pueden contribuir a la absolución de Enrique Orellana", dijo.

Por su parte, el abogado querellante Fernando Monsalve acusó que la defensa "está tratando de ridiculizar y buscar argumentos que no existen", calificando la declaración de Orellana como "aprendido y memorizado".

Asimismo, recalcó que el testimonio de su representada "dice relación netamente con hechos que acontecieron y en cómo ella vivió los hechos", concluyendo que si hay variaciones respecto de sentimientos y sensaciones "se debe a que justamente es un relato verídico".

Ayer, en tanto, el acusado terminó su declaración de dos días, en la que aseguró haber sido víctima de los celos de su ex mujer y reiteró su inocencia respecto de los delitos imputados.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores