Crimen de sargento en Haití: Cancillería determinó sancionar a cónsul chileno tras sumario

La investigación ordenada por el Ministerio de Relaciones Exteriores -a la que accedió Emol- estableció que Diego Rivera infringió obligaciones administrativas. Actualmente se desempeña en Nicaragua.

23 de Agosto de 2013 | 11:57 | Por Andrea González Schmessane, Emol

SANTIAGO.- El sumario administrativo ordenado por Cancillería a fin de determinar la eventual participación y responsabilidad de funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores en el crimen del sargento primero Guillermo Arévalo -quien murió baleado tras salir de un local nocturno ubicado en el sector de Petion Ville, en Puerto Príncipe-, ordenó sancionar al cónsul Diego Rivera con una multa del cinco por ciento de su remuneración mensual por infringir obligaciones administrativas, aún cuando se estableció que no tuvo participación en el hecho.


Se trata de la primera amonestación efectiva tras el asesinato ocurrido la madrugada del 17 de junio de 2012 en Haití y que -según determinó la investigación del Estado Mayor Conjunto- se enmarcó en una actividad voluntaria de carácter privada y previamente concertada, descartando que el marino haya estado cumpliendo una orden dispuesta por una autoridad diplomática o militar, como alega su familia.


Según se estableció tras la investigación del Ministerio –a la que accedió Emol- el diplomático contravino lo establecido en el Estatuto Administrativo de empleados públicos al concurrir a los bares "Yet Set" y "Barak" de la ciudad de Puerto Príncipe,  ya que de acuerdo a los antecedentes recabados, son lugares de mala reputación y por tanto, infringió el artículo que señala que "serán obligaciones de cada funcionario observar una vida social acorde con la dignidad del cargo".


Lo anterior, en relación a que no actuó con la debida prudencia y criterio al no considerar las recomendaciones hechas por el embajador de Chile en Haití, Mauricio Leone, acerca de las precauciones que se debían tener en dicho país, y en particular, de la presencia de algunos lugares de la ciudad.


Una segunda sanción formulada en contra del diplomático hace referencia con haber efectuado declaraciones a la prensa  una vez ocurrido el crimen, "sin el conocimiento y, por tanto, sin autorización de Leone”, violando las instrucciones generales al Cuerpo Diplomático chileno que especifica que “ningún funcionario de la Misión podrá publicar artículos, conceder entrevistas a la prensa, radio o televisión o pronunciar conferencias sin la autorización previa del jefe de la misión".


La indagatoria –a cargo en primera instancia del embajador de Chile en Honduras Rodrigo Pérez y luego asumida por Raquel Espejo- también estableció de Rivera falló al no informar al embajador el llamado telefónico que recibió del sargento primero de Carabineros, Jorge Oyarzo, avisándole de los hechos –Rivera se había retirado del lugar una hora antes- ni puso en conocimiento que el uniformado estaba junto al marino al momento del ataque.


Con esta omisión,  a juicio de la fiscal instructora, Diego Rivera infringió el deber de informar al jefe de Misión y la obligación de proporcionar con fidelidad y precisión lo acontecido, agregando que con esto, además, privó a las autoridades de conocer un antecedente que era de trascendencia para adoptar las medidas que correspondieran.


Por último, el sumario, que terminó de tramitarse en abril de 2013, determinó que el cónsul –que a la vez se desempeñaba como jefe de Cancillería,  encargado de Cooperación y Secretario de la Embajada- entregó información equivocada  a la Fiscalía en cuanto a su descripción respecto a las calles en las que transitó para llegar en ayuda de Arévalo -quien se encontraba agónico al interior del vehículo diplomático- puesto que su versión no corresponde a las imágenes filmadas por la cámara de seguridad.


Decepción por la actitud de Cancillería


En sus descargos, Diego Rivera expresó sentirse "decepcionado" por la actitud adoptada por el Ministerio de Relaciones Exteriores -"mi Ministerio"- debido a que tras los traumáticos hechos vividos "no me haya prestado ninguna asistencia sicológica, concejo espiritual o profesional hasta la fecha", además de no habérsele reconocido la acción de haber acudido en auxilio de un connacional.


"En cambio, se pretende reprocharme por las eventuales faltas menores en las que pudiese haber incurrido producto del estrés post traumático al que me he visto expuesto precisamente por los hechos vividos esa madrugada y que derivaron en la muerte de mi amigo, el sargento de la armada Guillermo Arévalo”, alegó  el diplomático.


Sobre la sanción que dice relación a la omisión del llamado de Oyarzo en su primera declaración tras el crimen, Rivera argumentó que "no me acordé en esos momentos porque estaba choqueado”.
"No estaba protegiendo a nadie, ni al sargento de carabineros ni la memoria del sargento Arévalo. Lamento que mi estado de shock  y confusión debido a los hechos vividos me hayan llevado involuntariamente a no haber sido absolutamente exacto en el relato emitido el día 18 de junio, situación que fue absolutamente involuntaria y sin ánimo de afectar a nadie ni esconder nada”, destacó.


En su apelación, el cónsul también fue enfático en recalcar que “debido al impacto que me significó encontrar a mi amigo Guillermo Arévalo agonizando y llevarlo a un hospital con la intención de salvarlo, me significó estar aquejado de un cuadro de estrés postraumático”.


Por último, aseguró que no tuvo relación con los hechos y que su única participación fue “auxiliarlo y llevarlo al Lambert Sante (centro asistencial de la zona) donde posteriormente pudo morir dignamente en la cama de un hospital y no desangrado en la calle”.


Lo anterior, incluso fue ratificado por video que forma parte del informe final de la investigación del Estado Mayor Conjunto que establece que llegó a la escena del crimen ocho minutos después de los disparos en contra del uniformado.


Traslado a Nicaragua


Actualmente Diego Rivera se encuentra desempeñando las mismas labores en la embajada de Chile en Nicaragua desde abril, luego de la llegada de Raúl Fernández en remplazo de Mauricio Leone.

Fuentes de Cancillería, en tanto, señalaron a este medio que su traslado se habría debido a diferencias entre ambos diplomáticos.


Ahora, sólo está pendiente que se conozca el sumario interno realizado por Carabineros respecto a las posibles sanciones que recibiría el carabinero Jorge Oyarzo Poffald, quien actualmente desempeña sus funciones en una comisaría capitalina.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores