Voces Católicas: Para el Papa es un peligro que la Iglesia "se cierre en las paredes del Vaticano"

La fundación laica explica que hay detrás de los últimos movimientos del Vaticano, tras la dura crítica del Sumo Pontífice a la curia, señalando que era "la lepra del papado".

02 de Octubre de 2013 | 09:25 | Por Leonardo Núñez, Emol

SANTIAGO.- Los ojos de los fieles católicos y de los que no lo son, pero que también les interesa la Iglesia Católica, miran con atención lo que está ocurriendo en el Vaticano esta semana. Más aún luego de la fuerte crítica que hizo el Papa Francisco a la curia, señalando que era "la lepra del papado".

Esto, previo al inicio ayer de una conclave de 8 cardenales convocados por el Sumo Pontífice, entre los que se encuentran el monseñor chileno Francisco Javier Errázuriz, con el fin de estudiar justamente reformas a la curia, nombre que recibe la administración de la iglesia. 

Es que el Papa Francisco ha prometido hacer todo lo que pueda para cambiar la mentalidad del Vaticano, tras años de fuertes cuestionamientos. Sofía Wulf, coordinadora general de la fundación Voces Católicas de Chile, agrupación laica cuyo objetivo es explicar la posición de la Iglesia sobre temas valóricos y de actualidad controvertidos, aborda qué hay detrás de estas fuertes palabras del Papa.

-¿Qué momento está viviendo la Iglesia católica con la llegada del Papa Francisco?
"Recién van 6 meses desde que asumió su pontificado y ya se ven señales de cambios de forma de gobierno en la Iglesia. El Papa busca una Iglesia más sencilla con su verdadero sentido misionero y abierta a difundir el mensaje de Cristo, despojada de los adornos o sistemas que entorpecen su verdadera misión. El Papa Francisco ha recalcado que no se trata de reformas doctrinarias, su línea va por el intento de volver a la Iglesia originaria. Pero se ven cambios en los cargos a nivel de la curia y del Banco Vaticano".

-Él dice que la curia romana, o administración del Vaticano, "es la lepra del papado". ¿Por qué tiene una visión tan crítica?
"Tanto Benedicto XVI como el Papa Francisco se han dado cuenta del peligro que la Iglesia se cierre en las paredes del Vaticano y sea Vaticano-céntrica. O sea, autorreferente y  no preocupada de su misión real que es la transmisión de la fe y del encuentro con Cristo".

-Con estas críticas y la comisión de 8 cardenales, el Papa está cumpliendo con las expectativas de cambio que ha generado o aún es muy pronto para decirlo.
"Al parecer hay un Papa para cada tiempo. La Iglesia ha pasado por una dura crisis los últimos años y este Papa está cambiando la agenda. Nos está hablando de la fuerza del amor y no sólo de las prohibiciones de la fe que los hombres nos vamos construyendo. En una entrevista se le preguntó por la Iglesia y la minoría católica del mundo. Él piensa que ser minoría es una fuerza y afirmó que 'debemos ser la levadura de la vida y el amor y la levadura es una cantidad ínfima en relación a la masa de frutos, de flores y árboles que nacen de esa levadura'. Reconoce que se ha cumplido poco con el llamado del Concilio Vaticano II a abrirse a la cultura moderna que significaba el ecumenismo religioso y el diálogo con los no creyentes. 'Yo tengo la humildad y la ambición de querer hacerlo', dijo".

-¿Qué tipo de reformas estiman que él busca hacer?
"Convocó a este consejo de cardenales y le pidió que revise ciertos aspectos como el rol práctico de la mujer dentro de la Iglesia, la representatividad de la Iglesia mundial en los diferentes dicasterios y en el cuerpo cardenalicio. Por otra parte, un gran gesto de hoy (ayer) fue la entrega del balance del Banco Vaticano, organismo muy cuestionado por no seguir los mismos niveles de transparencia exigidos por la banca europea. Esto es un cambio concreto que comenzó con Benedicto XVI y sigue su proceso con el Papa Francisco".

-¿Y cómo estás reformas la percibirán los fieles católicos y los que no lo son?
"Los cambios son siempre positivos porque renuevan y refrescan el mensaje. Los énfasis que este Papa nos está dando son de coherencia con nuestra fe y lo que un católico debe hacer en su día a día. El mensaje no es sólo para nuestros pastores, sino para cada católico que recibe una invitación a ser co-constructor de la Iglesia".

-¿Qué implica para Chile que en la comisión de 8 cardenales esté monseñor Francisco Javier Errázuriz?
"Para Chile es positivo porque en Latinoamérica está más del 41% de la Iglesia Católica y es necesario que nuestra realidad esté representada, sobre todo porque a nivel del gobierno Vaticano hay muy pocos cardenales de nuestro continente. Entiendo que Monseñor Errázuriz ya se conocía con el Papa por el trabajo que realizaron en Aparecida. Además, durante las reuniones del precónclave el cardenal manifestó su preocupación por algunos de los temas que el Papa ha estado mencionando, como lo es el rol de la mujer dentro de la Iglesia que no se refiere solamente a las funciones sino a la profundidad de la presencia y complemento de la mirada femenina de la mujer. Creo que el Papa toma conciencia de que una iglesia con una visión solamente masculina no logra ser lo fecunda que debiera de ser". 

- ¿Es muy aventurado decir que la visión sobre el celibato y la homosexualidad, además de los temas reproductivos, tendrán un nuevo enfoque con el Papa Francisco?
"El nuevo enfoque ya está dicho por el Papa: acoger. Las tres materias son muy diferentes entre sí y el Pontífice no ha manifestado querer grandes reformas en el fondo de las materias sino más bien en cómo se plantean. El Papa no quiere seguir hablando desde la negación sino desde la libertad y el amor que la Iglesia profesa".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores