Los momentos extravagantes de la segunda vuelta: El voto del Pascuero y billetes en una urna

Dos momentos de distracción señalaron la jornada: Un votante que puso su cédula de identidad en la urna en lugar del sufragio, y otra participante que se llevó el voto en el bolsillo.

15 de Diciembre de 2013 | 23:41 | Emol

El ''Viejo Pascuero'', o más bien uno de los miles de émulos de esta figura tradicional, emite su voto en Valparaíso.

UPI
SANTIAGO.- La segunda vuelta presidencial celebrada este domingo presenció hechos inusuales que abarcaron desde inexplicables distracciones mostradas por algunos ciudadanos a la presencia de votantes que concurrieron ante las urnas enfundados en disfraces.

Los acontecimientos curiosos ocurridos en distintos puntos del país hicieron más amena una jornada que fue caracterizada por menor asistencia de personas a las mesas de votación. Algunos casos:

El voto del "Viejo Pascuero": En Valparaíso, y como para desmentir que la cercanía de la Navidad y los ajetreos para conseguir regalos hubieran tenido que ver con la alta abstención registrada hoy, el propio "Viejo Pascuero" se presentó hoy a cumplir su deber cívico.

Se trataba, claro, de un ciudadano que sufragó con el rojo traje puesto. Fue identificado como Rigoberto Martínez, de 64 años, según la agencia UPI.

Para mayor sorpresa de quienes concurrieron al local de votación instalado en el colegio Carlos Cousiño, el "Pascuero" fue acompañado por uno de sus "duendes", una niña que portaba la por lo demás exigua bolsa de regalos del tradicional personaje navideño.

Insólita "gratificación" en la urna: Más al sur, en Temuco, un votante preocupado por el cansancio que mostraban los integrantes de su mesa optó por introducir en la urna, junto con su voto, la cantidad de 3 mil pesos en billetes, según consignaron corresponsales locales.

La intención del ciudadano, quien sufragó en el Colegio Metodista de la capital de la Región de La Araucanía, fue entregarles el dinero "para que se compren una cerveza" al final del proceso de conteo, según dijo, sin considerar que esa acción puede exponerlo a sanciones.

Equivocación fatal: Entre los casos más extraños de distracciones vividas por votantes durante la jornada de este domingo se contó el caso de un ciudadano de 71 años quien inadvertidamente deslizó su cédula de identidad en la urna de votación en Castro.

Víctor López trató de gestionar la devolución de su documento, pero los encargados de la mesa y del local, situado en el liceo Galvarino Riveros, le hicieron ver que la ley electoral hacía imposible abrir el depósito hasta el recuento, según Soychile.cl.

Varias horas después, López pudo recuperar su cédula. "Fue error mío, pero también de la gente de la mesa" argumentó el maestro carpintero, cuya preocupación por el destino de su carné es explicable si se considera que viajó desde Osorno a Chiloé para sufragar.

Voto en el bolsillo: Otra votante distraída, esta vez en Iquique, cumplió con el proceso de emitir su sufragio excepto por el paso más importante: meter la papeleta doblada en la urna. En lugar de ello, la puso en su bolsillo y se fue a su casa.

En su domicilio, la mujer se dio cuenta de su error y cuatro horas después regresó a la escuela Plácido Villarroel de esa ciudad. Allí, junto con depositar el voto expresó sus quejas a la mesa debido a que no la alertaron oportunamente del error que había cometido.

"Gokú" no se abstuvo: Tal como había prometido, Sergio Saavedra, quien obtuvo notoriedad en la primera vuelta al concurrir a su local de votación enfundado en un disfraz del personaje de animé "Gokú", sufragó también en la segunda vuelta, y con traje nuevo.

"Dije que iba a venir y acá estoy, listo para cumplir con mis obligaciones", manifestó el joven, quien confidenció que su nueva indumentaria había sido hecha por su mamá.

Saavedra fue celebrado por asistentes al establecimiento Lucio Fariña en Quillota, y tanto integrantes de la mesa como votantes se fotografiaron con él.

Extraña "performance": En Valdivia, una mujer que había increpado a gritos a la hoy senadora electa Ena von Baer en la primera vuelta vio frustrado su intento de repetir la acción.

Al presentarse en la escuela Fernando Santiván fue reconocida por los responsables del local, quienes le advirtieron que sería detenida si protagonizaba desórdenes.

Tras esperar sin que llegara la parlamentaria electa, la mujer optó por acostarse en el suelo con los brazos extendidos, mientras lanzaba epítetos contra la legisladora. Luego se levantó y se retiró del lugar sin cruzarse con el objetivo de su solitaria manifestación.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Tetris

Prueba el nuevo Tetris y comparte tus resultados

Memorice

Prueba el nuevo Memorice y comparte tus resultados

Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Solitario

Prueba el nuevo solitario y comparte tus resultados

Sudoku

Prueba el nuevo Sudoku y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores