Las redes de influencia y poder de los ministros clave que asumirán en Gobierno de Bachelet

A diferencia de su anterior administración, esta vez la Mandataria electa optó mayoritariamente por personas de su confianza en vez de privilegiar a figuras partidarias.

26 de Enero de 2014 | 07:22 | Emol

SANTIAGO.- El equipo de Reportajes del diario El Mercurio realizó un análisis del gabinete presentado por Michelle Bachelet y sus puestos clave.  (ver la nota completa, con registro previo )

Ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre: Transversal, "deslenguado" e íntimo amigo de la Presidenta electa


Los asados, las fiestas familiares y los veranos en el tradicional balneario de Maitencillo han alimentado la amistad que por años mantiene el triunvirato compuesto por Nicolás Eyzaguirre, Francisco Vidal y Carlos Mackenney. A través de este último, Eyzaguirre estrechó lazos con el sacerdote Fernando Montes; y su participación en el gobierno de Ricardo Lagos, el FMI y su paso por el Banco Central lo llenaron de amigos que ha mantenido durante todos estos años.


Es el caso del entonces asesor presidencial Ernesto Ottone, y de Juan Claro, quien por esos años presidía la CPC, así como también de Felipe Larraín, Felipe Lamarca, Mario Marcel, José Miguel Insulza y Andrónico Luksic, quien lo llevó a Canal 13, en 2012, en calidad de presidente del directorio.


En su trayectoria también ha formado gente como Marcelo Tokman -quien después fue ministro de Energía en el gobierno de Bachelet- y a Bernardita Piedrabuena, la hija del ex fiscal nacional.


Aunque muchos le reclaman su escasa vida partidaria, resulta curioso que este "laguista" haya militado en la DC, la Izquierda Cristiana, el PC y el PPD.

Canciller Heraldo Muñoz: Su rol como nexo clave entre La Moneda y la Casa Blanca en la última década


Ocurrió en Nueva York. Para muchos dirigentes políticos fue en esa ciudad de Estados Unidos donde Heraldo Muñoz afianzó su amistad con Michelle Bachelet en los últimos años. Él, como director regional del PNUD, y ella como directora ejecutiva de la ONU-Mujeres.


Cercanos a Muñoz aseguran que este fue fundamental para Bachelet durante su instalación en esa ciudad y la asunción al cargo, dado su manejo en la ONU donde ejerció de embajador. Ambos compartían casi a diario, pues además vivían en el mismo edificio en Manhattan.


Las redes construidas por Muñoz en ese organismo internacional datan de 2005. Se le reconoce como uno de los chilenos que más entienden de política norteamericana e incluso hay quienes sostienen que no hay ningún connacional que pueda superar sus amistades y contactos en ese país.


De hecho, por esos años fue el único que logró establecer una relación personal con la secretaria de Estado Condoleezza Rice, con quien fue compañera de universidad en Denver. Y hasta hace poco se le señalaba como el único puente para llegar a la Casa Blanca, y como el responsable del apoyo de ese país a Insulza como secretario general de OEA.


Su influencia llevó incluso al secretario general, Ban Ki-Moon, a designarlo subsecretario general para América Latina del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), justo en momentos en que no seguiría como embajador chileno ante la ONU, lo que permitió su permanencia en ese organismo.

Vínculos de Elizalde con figuras socialistas datan de su época de estudiante en la U. de Chile


Al interior del Pacto de la Nueva Mayoría se considera que la designación de Álvaro Elizalde en el gabinete de Michelle Bachelet comenzó de alguna manera a "tejerse" hace más de dos décadas, cuando el entonces dirigente universitario se integró a las filas del PS, tras militar en la Izquierda Cristiana.


Elizalde, que en esa época estudiaba Derecho en la Universidad de Chile, se vinculó estrechamente con distintos líderes juveniles socialistas que hoy tienen figuración pública: el próximo titular de Hacienda, Alberto Arenas, y el senador electo Alfonso de Urresti, entre otros.


Dentro del PS, se ha identificado habitualmente a Elizalde con el llamado sector "tercerista", liderado por el ex ministro Ricardo Solari. Con este último ha tenido una relación cercana, pero se dice que la preparación del gabinete los habría puesto en veredas distintas, pues ambos entraron en carrera por un cupo dentro del equipo ministerial de Bachelet.


En la colectividad de calle París, Elizalde, que ofició de vocero del comando de la Mandataria electa, tiene en general buenas relaciones con toda la dirigencia. Sus correligionarios cuentan que solo se ha distanciado del senador Juan Pablo Letelier, quien hace un tiempo le restó su apoyo en una campaña interna.

La relación que construyó Undurraga con Bachelet


En el Colegio San Ignacio (El Bosque), Alberto Undurraga tuvo compañeros que -como él- hoy son figuras del mundo político: uno de ellos es el senador Patricio Walker (DC).


Dentro de la Democracia Cristiana, Undurraga ha sido encasillado por lo general en el sector de los llamados "príncipes", a quienes se identifica con el ideario más tradicional de la colectividad. Pero se dice que mantiene buenas relaciones con todas las sensibilidades del partido, incluidos el presidente del Senado, Jorge Pizarro, y la designada ministra de la Segpres, Ximena Rincón.


Su carrera senatorial por la circunscripción Santiago Poniente, en que desafió sin éxito al "caudillo" de la zona, Guido Girardi (PPD), habría consolidado su posición dentro de la DC.


De hecho, se dice que líderes de las distintas tendencias del partido valoran que haya tenido la voluntad de competir con el senador PPD, pese a las pocas posibilidades que tenía de triunfar.

Pese a ser apadrinado por Vidal, Bitar y Escalona, forjó su propio camino y se transformó en el brazo derecho de Bachelet


Fue en plena campaña del entonces candidato Ricardo Lagos, en 1999, cuando Rodrigo Peñailillo conoció a Michelle Bachelet. Su jefe, el encargado territorial de la candidatura, Francisco Vidal, lo envió a reforzar la campaña en la Región Metropolitana, donde Bachelet era coordinadora de una zona de Santiago. En los años siguientes solo se vieron esporádicamente y Peñailillo avanzó en el servicio público de la mano de Vidal, quien se lo llevó a La Moneda, a la Dirección de Estudios de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), tras el triunfo de Lagos.


Al alero del ministro, el joven dirigente de la Juventud del PPD, reconocido como una "promesa" en esos años por su rol como líder universitario, comenzó a generar lazos con los altos dirigentes de esa colectividad, entre otros con Sergio Bitar. Estaba en eso cuando, gracias a las gestiones de Vidal, el Presidente Lagos lo nombró gobernador de la provincia de Arauco, donde afianzó lazos con Camilo Escalona y el intendente regional, Jaime Tohá. Sus cercanos aseguran que Peñailillo, reconocido por su discreción, considera entre las personas de su confianza a la actual alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá. De hecho, ella fue una de las pocas personas a las que Peñailillo contactó en marzo del año pasado para que contribuyera en la organización de la operación retorno de Bachelet a Chile, tras su retiro de la ONU Mujeres en Nueva York, para asumir la candidatura presidencial.


En su paso por la Provincia de Arauco, Peñailillo debió lidiar con el conflicto mapuche, cercanía con ese tema que le suma puntos a la hora de explicar su nombramiento como ministro del Interior.

Buena relación con Carolina Tohá influyó en nominación de Claudia Pascual (PC)


Cuando Carolina Tohá (PPD) asumió la alcaldía de Santiago, a fines de 2012, recibió la bienvenida durante un acto que encabezó la concejala comunista Claudia Pascual, ahora designada ministra del Sernam por la presidenta electa Michelle Bachelet.


En el nombramiento de Pascual como integrante del gabinete habría influido precisamente la buena relación que ha mantenido con Tohá en el municipio capitalino. Ese vínculo cobra relevancia toda vez que la jefa comunal tiene un vínculo estrecho con Bachelet.


En la nominación de Pascual, antropóloga titulada en la U. de Chile, fue clave también la relación que pudo desarrollar personalmente con la Mandataria electa, a través del área "mujeres" de su equipo. Materia que para Bachelet tiene una sensibilidad especial, en razón de las tareas que cumplió en la ONU.

Máximo Pacheco: lazos con el mundo DC y sintonía con las ideas de izquierda


Máximo Pacheco Matte, quien ocupará la cartera de Energía, tiene vínculos "transversales" en distintos ámbitos de la vida pública.


Economista titulado en la Universidad Chile, es ampliamente conocido en el ámbito empresarial, debido a las funciones que ha desempeñado en grandes conglomerados, tanto públicos como privados. En la nómina figuran Codelco, el Banco de Chile, Falabella e International Paper, uno de los mayores distribuidores globales de papel.

Su nombre resulta también familiar para quienes forman parte del mundo político.


Pacheco está ligado por distintas vías a la Democracia Cristiana. Su padre Máximo Pacheco Gómez fue un abogado y dirigente histórico de ese partido.


Y dos de sus hijas, Paula y Catalina, están casadas con Jorge y Sebastián Pizarro Cristi, hijos del presidente del Senado, Jorge Pizarro (DC).


Jorge y Paula, a su vez, habrían compartido socialmente en Nueva York -donde residen- con Michelle Bachelet, mientras esta última encabezaba ONU Mujeres.


Al interior del pacto de la Nueva Mayoría comentan que ideológicamente Pacheco Matte no es cercano al partido de su padre, sino a la izquierda: afinidad que le vendría desde su época universitaria.

Relaciones de Alberto Arenas van desde el senador Escalona hasta una ministra francesa


El economista Alberto Arenas, que sucederá a Felipe Larraín en la cartera de Hacienda, es socialista y proviene de "La Nueva Izquierda": tendencia mayoritaria de la colectividad.


Como tal, el designado ministro de Michelle Bachelet ha sido considerado siempre como un "cercano" al senador Camilo Escalona, líder histórico del mencionado sector partidario.


De hecho, junto con sus pergaminos académicos, se estima que Escalona fue en su minuto clave para que Bachelet nombrara a Arenas como director de Presupuestos durante su primera administración. En aquella época, el senador encabezaba el PS y tenía una relación cercana con la Mandataria.


La "importancia" de ese cargo en la carrera de Arenas se relacionaría principalmente con el hecho de que le permitió tener un contacto permanente con Bachelet, quien terminó incorporándolo a su "círculo".

Gómez: "vecino" de Bachelet en La Reina y dueño de un "capital" de lazos políticos


Una casa se cuenta entre los factores que vinculan al senador y presidente del PR con la Mandataria electa Michelle Bachelet.


La residencia, donde viven hijos del próximo ministro de Justicia, se ubica en el sector de calle Julia Bernstein, donde se emplaza el hogar actual de Bachelet.


Más allá de esa coincidencia, junto con el "respeto" de los equilibrios políticos dentro del pacto Nueva Mayoría, en el nombramiento de Gómez se consideraron los vínculos que mantiene con distintas fuerzas políticas.


Parte de esas relaciones proviene de la época en que el líder radical se desempeñó como ministro, también en la cartera de Justicia, bajo las administraciones de Eduardo Frei y de Ricardo Lagos.

Transversalidad política, hombre de consensos y experto en temas de Defensa


Su designación le dio garantías a todos. Se trató de uno de los nombramientos más aplaudidos por la clase política. Y es que Jorge Burgos, quien cumple su tercer período como diputado en marzo, cumplió el rol de subsecretario de Guerra en 1993, cuando Augusto Pinochet aún era comandante en jefe del Ejército. A partir de entonces, dada la naturaleza de su cargo, comenzó a cultivar una relación transversal que cruzó a todos los sectores políticos y las Fuerzas Armadas, lo que le serviría años más tarde cuando asumió la subsecretaría del Interior en 2000.


Ambos cargos lo marcaron y llevaron a integrar durante todo su período como parlamentario la comisión de Defensa de la Cámara. Es amigo íntimo de José Miguel Insulza y Carlos Mackenney; y de quienes integran el llamado "grupo München", junto a Mariano Fernández, Marcelo Schilling, Edmundo Pérez Yoma, Osvaldo Puccio, Gutenberg Martínez, Edgardo Riveros, Mario Fernández y Ricardo Núñez.


Además, lo reconocen como un hombre de confianza del timonel de la DC, Ignacio Walker, con quien forma el denominado grupo de los "príncipes", junto a Claudio Orrego y Alberto Undurraga, este último nombrado también el viernes pasado por Michelle Bachelet como ministro en la cartera de Obras Públicas. Otros de sus más cercanos es el analista político Jorge "Pirincho" Navarrete; y el diputado socialista Carlos Montes.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores