Senadores oficialistas proponen penar el lucro como malversación y retrasar fin del copago

Parlamentarios del PPD, PS, PRSD y MAS entregaron al ministro de Educación un paquete de 33 indicaciones para modificar el proyecto de ley que elimina el lucro, el copago y la selección escolar.

22 de Diciembre de 2014 | 16:59 | Por Natacha Ramírez, Emol

Entre quienes adhirieron a la propuesta están los senadores Ricardo Lagos Weber (PPD) y Carlos Montes (PS).

Claudio Bueno, El Mercurio

SANTIAGO.- A dos semanas de que se cumpla el plazo para presentar en el Senado las indicaciones al proyecto de ley que elimina el lucro, el copago y la selección escolar, un grupo de senadores oficialistas se anticiparon en presentar una propuesta que incluye 33 medidas para modificar aspectos del proyecto de ley.


Se trata de los senadores Carlos Montes (PS), Ricardo Lagos Weber (PPD), Adriana Muñoz (PPD), Rabindranath Quinteros (PS), Alejandro Guillier (PRSD) y Alejandro Navarro (MAS), que presentaron esta mañana un paquete de iniciativas al ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, –según explicaron– para buscar un acuerdo sobre este tema al interior del oficialismo.


"Aquí no está escrito que esto sea la verdad, son propuestas, y las hemos hecho antes del plazo con el objeto de que puedan ser procesadas al interior de la Nueva Mayoría y ver si de esta forma encontramos un norte claro que nos permita cumplir con nuestros objetivos", explicó el senador Lagos Weber.


Entre las principales indicaciones que plantean los senadores se cuenta penalizar como malversación el uso de las subvenciones escolares en fines distintos a los educacionales. Esta medida vendría a reemplazar la indicación que pretendía sancionar el lucro con cárcel, que fue rechazada en la Cámara de Diputados.


El senador Montes sostuvo que esta medida está dirigida no sólo a los sostenedores privados, sino también a los municipios que destinen los recursos de la subvención escolar a otros fines que no sean educativos.


Asimismo, tal como se había anticipado en las conversaciones con el Ejecutivo, los parlamentarios proponen un trato especial para los colegios pequeños (de menos de 400 alumnos), otorgándoles más plazo –cuatro años en vez de dos– para convertirse en fundaciones sin fines de lucro, y cinco años en lugar de tres para ajustar la propiedad de su infraestructura a la nueva normativa.


Consultados sobre las críticas que formuló el senador Rossi a esta iniciativa, por considerar que se podría prestar para que un mismo sostenedor se dividiera en varios colegios más pequeños, Montes dijo que eso no ocurrirá, ya que el máximo de alumnos al que alude la indicación se refiere al sostenedor y no al colegio.


También se contempla, entre las indicaciones, elevar el rango legal de la disposición que prohíbe el lucro, incorporándola en la Ley General de Educación, con el fin de que tenga más estabilidad, ya que se requeriría quórum especial para modificarla.


Las propuestas relativas al lucro incluyen además exigir contabilidad completa a todos los colegios, con participación directa del Servicio de Impuestos Internos (SII) en la fiscalización, y regular la adquisición de bienes y servicios de alto costo.


Fondo especial para colegios municipales


Los senadores también proponen retrasar en un año el término del copago en los colegios –de modo que comience a implementarse en 2017–, con el fin de evitar la fuga temprana de alumnos desde establecimientos municipales a particulares subvencionados.


Al mismo tiempo, plantean crear un fondo anual de U$ 500 millones por año –durante cinco años– para fortalecer la educación pública, que se destine a financiar proyectos de mejoramiento educativo en colegios municipales. "La educación pública no puede seguir al mismo ritmo que este proyecto, necesitamos un fondo especial", afirmó el senador Montes.


Respecto del fin de la selección, los senadores abogan porque exista un mecanismo único de admisión a los colegios, sin excepciones relevantes. Señalan que si bien puede haber proyectos educativos diversos –artísticos, deportivos, religiosos o de alta exigencia académica–, el sistema de admisión debe ser general para todos los colegios y debe bastar la adhesión de los padres al proyecto educativo.


Aunque el tema no está incluido en el proyecto de ley, los senadores también aluden al Simce, estableciendo que los resultados de la prueba deben difundirse esencialmente con fines pedagógicos, son difusión masiva, por lo que deben entregarse a nivel agregado, pudiendo ser conocidos por los padres.


Entre las propuestas de los parlamentarios no hubo referencia a la posibilidad de reponer la indicación para permitir los arriendos de colegios, que fue rechazada en la Cámara.


Admiten que tramitación de proyecto podría retrasarse


Los senadores admitieron que casi todas estas iniciativas –por su naturaleza–   requieren el patrocinio del Ejecutivo para ser declaradas admisibles y señalaron que hasta el momento ha habido "buena recepción" de parte de la autoridad.


Las propuestas de estos senadores representan una postura intermedia entre la Democracia Cristiana (DC), que plantea flexibilizar el proyecto de ley, y los senadores Fulvio Rossi y Jaime Quintana, que son partidarios de no introducir mayores cambios al documento que fue aprobado en la Cámara de Diputados.


Respecto del plazo de tramitación de la iniciativa, los senadores admitieron que es muy probable que ésta pase a comisión mixta –en caso de que la Cámara no apruebe todas las modificaciones del Senado– lo que podría llevar a que el proyecto no se apruebe dentro del plazo que trazó el Ejecutivo, el 31 de enero. "La verdad es que la comisión mixta es bien probable, basta una coma que se cambie, pero esperamos que haya un amplio consenso", señaló Montes.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores