U. Central desestima denuncia de falsificación de actas en carrera de Derecho tras sumario

Carolina Venegas, una de los facultativas que hizo la acusación de comisiones fantasmas, calificó los argumentos de la indagatoria de ser "inconsistentes".

21 de Enero de 2015 | 17:38 | Emol
El Mercurio.

SANTIAGO.- Tras una investigación interna, la Universidad Central desestimó la denuncia que hicieron dos facultativos de la carrera de Derecho, respecto a la falsificación de actas y comisiones fantasmas en que habría incurrido el plantel para convalidar las asignaturas de los alumnos y poder iniciar así el proceso de titulación ante la Corte Suprema.


La Fiscalía de la institución concluyó la indagatoria instruida por el rector Rafael Rossel, luego de que los docentes hicieran pública la información al interior de la Facultad.


Según la casa de estudios, el motivo de la revisión de las convalidaciones se debió a que en junio de 2014 la Corte Suprema cambió los parámetros acordados en 2008 para las convalidaciones.


Esto, luego de que el máximo tribunal rechazara el año pasado cuatro expedientes de alumnos de la institución, por lo que el director del Departamento de Derecho Procesal, Jorge Correa, tras una reunión con la jefa de la Oficina de Títulos de la Corte, diera cuenta que se había adecuado la metodología, revisando ahora casos de las convalidaciones, con independencia de la fecha en que el alumno se hubiera licenciado en la universidad.


Esta adecuación, según dice el fallo, no constaba por escrito en un documento oficial, sino que "sería consecuencia de la casuística aplicada a cada caso que se les presentaba y que correspondía a cada universidad regular internamente un procedimiento para subsanar los reparos".


Por ello, se instruyó "revisar las convalidaciones, acordando resolver los casos objetados o prevenir los posibles reparados, debiendo rectificarse las resoluciones de convalidación original (...) excluyendo de ellas los ramos que pudieran no ajustarse a los casos que la Corte estaba reparando. Además de ello, (...) que las asignaturas excluidas se registrarían en el sistema curricular como aprobadas en el respectivo periodo académico, de acuerdo a la normativa académica vigente".


Hasta aquí, la historia es casi parecida a la que plantearon los denunciantes. Sin embargo, ellos dicen que debido a la premura con las que se solicitó revisar los expedientes, se hizo "peticiones de firma de actas en donde el interesado aparece cursando un ramo determinado en nuestra escuela como si hubiese sido alumno regular nuestro en una época precisa, en circunstancia que no lo era y la cátedra la había cursado en otra universidad".


Según la resolución del plantel, "ningún otro director de departamento señaló que se hubiera obligado a firmar actas con la fecha correspondiente a la de la fecha de convalidación original".


Al respecto, una de las denunciantes, Carolina Venegas, pidió conocer la carpeta investigativa, porque la indagatoria no da cuenta de las personas que se entrevistó y qué dijo cada una.


Dos versiones


La institución también plantea que "se utilizó un formulario de acta ya existente para la firma del Director del Departamento respectivo y otro para profesores que pudieran dar fe de la aprobación del ramo, respetando como fecha del acta, la misma que correspondía a la fecha en que se había convalidado el ramo originalmente, con el sólo fin de llevar un correcto registro académico interno en las convalidaciones".


También sostienen que las "actas de examinación no constituyeron actas en las cuales se dejaba constancia del examen o evaluación de los conocimientos de un alumno, sino que buscaban dar por aprobado el ramo convalidado".


"Tampoco se puede señalar que con las actas se pretendía señalar que el alumno había cursado un ramo en la universidad, toda vez que el término utilizado es el de aprobado, que está expresamente contemplado en la normativa interna como un símil de convalidado", agrega el texto.


Sobre el tema, Venegas afirmó que "pretender y hacer creer que la aprobación y convalidación son lo mismo contraería nuestro reglamento interno. La tesis curiosa de la universidad, es que un estudiante que en su oportunidad fue convalidado y se abrió un acta de examinación, una suerte de confirmación de esa convalidación y fue convalidado, no es lo mismo que aprobado".


En tanto, la universidad dice que "no existieron ni comisiones fantasmas ni ad-hoc de examinaciones que no se hicieron, pues no hubo evaluaciones de alumnos en base a un examen. Por ello, no cabe considerar que las actas fueran falsas, pues correspondían a documentos que tenían por finalidad corregir íntegramente los datos de la historia académica del alumno".


Para Venegas, "la conclusión es favorable a nuestros propósitos, entre otras cosas, porque no están desconociendo que lo que había ocurrido acá es que se firmó actas de examinación. Dicen que no las habrían usado. Por lo tanto, reconocen la existencia del delito, en grado de tentativa". Ahora, espera sumar esta información a la denuncia formal que hizo en el Ministerio de Educación para que intervenga.

Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores