Primeros peritajes eximirían de responsabilidad a senador Quintana en atropello de cabo

Además, durante esta jornada fue formalizado por manejo en estado de ebriedad el camionero controlado por el uniformado durante el accidente. Arrojó 1,43 gramos de alcohol por litro de sangre.

08 de Febrero de 2015 | 13:58 | Emol
@Mangelnn, vía Twitter

SANTIAGO.- A la espera del informe de la Sección Investigadora de Accidentes de Tránsito (SIAT) respecto de las circunstancias en que ocurrió el fatal atropello, los primeros peritajes policiales eximirían de responsabilidad al senador Jaime Quintana (PPD) en la muerte del cabo primero Jonathan Misael Garrido (25), en Vilcún.

"De acuerdo con antecedentes de la SIAT de Carabineros, el cabo traspasó el eje de la calzada hacia la vía en que iba el vehículo que manejaba el senador", comentaba durante la madrugada el fiscal del caso, Jaime Pino.

Además, al momento de ser atropellado en el kilómetro 17 de la ruta que une Vilcún con Temuco, el cabo Garrido sólo vestía su uniforme de Fuerzas Especiales (FF.EE.) y no usaba un chaleco reflectante.

Esto, según el persecutor, se debió a que "no estaba cumpliendo funciones regulares de control de tránsito, sino por el contrario, estaba a cargo del resguardo de medidas de protección de unos predios existentes en el lugar (en el cruce de General López) y concurrió producto del aviso".

Tal alerta daba cuenta de la presencia de un camión cuyo conductor manejaba en forma zigzagueante por la carretera que sólo tiene dos pistas. A su llegada, el cabo Garrido detuvo la patrulla —que traía encendida su baliza— y obligó al vehículo que prestaba servicios para una empresa forestal a ubicarse a un costado de la ruta.

Fue en ese momento en que, por causas aún imprecisas, fue alcanzado por el vehículo que conducía el senador Quintana y su mujer, la alcaldesa de Vilcún, Susana Aguilera, en dirección a la ciudad de Temuco.

Tras el hecho, el parlamentario fue detenido por Carabineros y trasladado al Hospital Regional de Temuco, donde se sometió a la alcoholemia de rigor, luego de que en el alcotest arrojara 0,00 grados de alcohol en la sangre.

Lo primeros peritajes además arrojaron, de acuerdo con el fiscal Pino, que el senador Quintana manejaba "en el rango entre los 60 y 55 kilómetros por hora". Todos estos antecedentes fueron considerados para dejarlo en libertad, aunque siendo investigado por cuasidelito de homicidio, a la espera del informe definitivo de la SIAT.

Manejo en ebriedad

Durante esta jornada, en tanto, se realizó el control de detención y posterior formalización de cargos de Eduardo Paillamil Villablanca (38), quien conducía el camión que era controlado por el carabinero en momentos en que fue atropellado por el senador.

En la audiencia, se conoció que el hombre arrojó 1,43 gramos de alcohol por litro de sangre, por lo que se le imputó el delito de manejo en estado de ebriedad, quedando con firma mensual en la fiscalía local.

El informe de Carabineros deberá esclarecer también si el imputado tuvo algún grado de responsabilidad en la muerte del cabo Garrido, cuyo cuerpo fue trasladado desde el Hospital Regional de Temuco hasta el Servicio Médico Legal (SML) para la autopsia de rigor.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores