Afectada por alud en Copiapó acusa abandono de autoridades: "Se olvidaron de mí, no existo"

Yanitra Gutiérrez dice temer a los robos y, entre lágrimas, describe a Emol lo que ha vivido en las horas posteriores al aluvión que hoy mantiene su casa bajo más de un metro de agua y lodo.

27 de Marzo de 2015 | 10:51 | Por Francisco Águila, enviado especial a Copiapó

Acongojada copiapina pide ayuda y relata cómo perdió todo.

COPIAPÓ.- Al estrés e impotencia provocados por la entrada de agua y lodo a sus viviendas, muchos afectados por el alud en Copiapó han sumado otra preocupación a su atribulado presente: Los saqueos.


Una de las vecinas preocupadas es Yanira Silva Gutiérrez, quien lleva 12 años en la capital de la región de Atacama y asegura -como decenas de casos- que no abandonará su casa de calle Pocayapu, una de las más céntricas, por miedo a los robos.


"En el momento en que yo salga van a comenzar los saqueos. Anoche intentaron meterse acá en mi casa, porque sabían que estábamos solos, entonces lo poco y nada que me queda en los colgadores y en mis cajones me lo van a robar. No lo puedo abandonar", manifestó a Emol.


Silva, además, sostuvo que tiene miedo de que su casa se derrumbe, debido que es una de las más anegadas del lugar, con el agua que supera el metro de altura.


La mujer se quejó, entre lágrimas, que no ha recibido ayuda de las autoridades y lo peor: que no tiene ni siquiera para comer ni vestirse.


"Desde el día del aluvión no he recibido ningún tipo de ayuda ni apoyo. Tengo un metro y medio de agua y lodo dentro de mi casa. No tengo para comer, no he tenido abrigo. No ha venido ninguna autoridad. Tengo miedo al saqueo a que esta casa se derrumbe. Me he tenido que subir al techo con mi esposo solos y nadie nos ha prestado ayuda. Se olvidaron de mí, no existo. No significo nada para nadie en esta ciudad", se lamentó.


La afectada relató a este medio que la noche en que ocurrió el alud "lo viví con miedo, porque estábamos con luz encendida y el agua subió de manera desbordante, miedo a electrocutarnos. Mirando por la ventana, viendo pasar a la gente en vehículo, gritando y pidiendo auxilio".


Ayer, un grupo de muchachos con pala y baldes en manos ayudaron a la mujer a sacar parte del agua que aún se puede ver en su domicilio. Pero la colaboración sólo duró un par de horas, por lo que pidió a las autoridades que le faciliten una motobomba para extraer el agua y lodo para así iniciar el proceso de secado y reconstrucción de su vivienda.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores