Bachelet admite que puede haber sido un error quedarse callada frente al caso Caval

La Presidenta señaló que no ha querido interferir en hechos que se están investigando y que cualquier cosa que dijera podía ser interpretada como un intento de influir en la decisión final.

08 de Abril de 2015 | 18:26 | EFE
AP

SANTIAGO.- La Presidenta Michelle Bachelet reconoció hoy que tal vez haya sido un error quedarse callada frente a la investigación del denominado caso Caval, que involucra a su hijo y su nuera, porque eso ha dado pie a diversas interpretaciones.


"A lo mejor ha sido un error quedarme callada, pero no he querido interferir en hechos que se están investigando", comentó la Mandataria en el encuentro que sostuvo con la asociación de corresponsales extranjeros, según informó esta tarde la agencia EFE en una ampliación de una nota publicada más temprano.


"El Gobierno tiene que hacer su trabajo y dejar que los otros poderes del Estado hagan el suyo. Cualquier cosa que yo diga públicamente puede ser interpretada como que estoy tratando de influir en la decisión final", agregó.


Tras ello insistió en que "aquí están funcionando las instituciones y ésa es la mejor respuesta".


Bachelet aseguró tajantemente que ella nada tuvo que ver con la reunión sostenida por Sebastián Dávalos y Natalia Compagnon con el empresario Andrónico Luksic, vicepresidente del Banco de Chile, en noviembre de 2013.


En dicho encuentro se pactó la entrega de un préstamo millonario a la empresa Caval, de la que Compagnon es socia en un 50 por ciento, con el fin de comprar unos terrenos en la Región de O'Higgins que la firma vendió unos meses después a un precio muy superior.


"Obviamente yo nunca supe de esa reunión. No tuve nada que ver con ella, no la pedí y desde que volví a Chile, en marzo de 2013, no hablé con Luksic hasta noviembre de 2014. Yo no he tenido ninguna vinculación con nada de eso, ni con la reunión ni con el negocio, nada", declaró Bachelet.


Sobre la repercusión de los escándalos político-financieros en la imagen exterior de Chile, la Presidenta dijo que "Chile no es un país perfecto" pero a la comunidad internacional debería tranquilizarle el hecho de que las instituciones están haciendo lo que corresponde.


"Ésta es una situación difícil, compleja, pero como país vamos a saber aprovecharla para avanzar en una democracia más fortalecida y en separar definitivamente los negocios de la política", sostuvo.


Finalmente, la Jefa de Estado aseguró que "no me interesa mi nivel de popularidad sino Chile. Cuando digo que hay que recuperar las confianzas, esa es mi tarea fundamental".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores