Máxima tensión y ansiedad en La Haya: Lo que no se vio de la histórica audiencia en la CIJ

Pese a que el nervioso y frío encuentro entre los equipos de Chile y Bolivia fue uno de los detalles que marcó la jornada, también hubo tiempo para bromas y chascarros al interior del Palacio de la Paz. Conozca acá el detalle.

06 de Mayo de 2015 | 10:33 | Por Felipe Vargas, enviado especial a La Haya

Así fue la distendida salida de delegación boliviana en la Haya

LA HAYA.- Después de meses de disputas y frases desde uno y otro lado, finalmente llegó la hora de la verdad para Chile y Bolivia. Este lunes se iniciaron los alegatos ante la Corte Internacional de Justicia para revisar la competencia de ese tribunal para conocer la demanda marítima de La Paz y la ansiedad se apoderó de ambas delegaciones.


Mientras el equipo nacional manifestó su confianza en los argumentos jurídicos de su defensa, los bolivianos llegaron al Palacio de la Paz con el mismo hermetismo que ha caracterizado su estadía en Holanda, contraste que fue uno de los detalles que marcó la histórica jornada.


Nervioso encuentro entre las delegaciones
Minutos antes del inicio del alegato, la comitiva chilena ingresó al hall del Palacio de La Paz para aguardar su ingreso al Gran Salón de la Justicia. En ese momento, mientras eran fotografiados por la prensa presente, llegó el equipo boliviano liderado por el canciller David Choquehuanca y el ex Presidente Carlos Mesa.


La distancia entre ambos era de unos cuantos pasos, y la incomodidad evidente. Los chilenos optaron por recluirse en una de las salas de espera habilitadas y los bolivianos ingresaron de inmediato al escenario del juicio, sin saludarse. En ese lugar, la situación no cambió: sólo hubo un frío saludo entre los líderes de ambos grupos.


El cordial saludo del secretario de la CIJ
Justo cuando ingresó el equipo de Bolivia, se encontraron con el secretario de la Corte, Philippe Couvreur. El jurista saludó a buena parte de la delegación altiplánica y en un intento por cortar la timidez del grupo les dijo entre risas "y bueno, aquí estamos". Mientras, Choquehuanca le agradeció por "abrirle las puertas de la paz" a su país.


Cena boliviana en el Bistro-Mer
Luego de escuchar el alegato y realizar una declaración pública en la embajada, la delegación boliviana en pleno se dirigió a cenar a un restaurante ubicado a escasas cuadras de la legación diplomática. Luego de caminar algunas cuadras, ingresaron al recinto culinario, especializado en productos del mar.


La previa en el equipo chileno
Tal como ocurrió ayer, el equipo jurídico nacional sostuvo las últimas reuniones antes de su alegato durante esta mañana en los salones ubicados en el segundo piso del hotel Hilton. En ese lugar se repasaron los textos, se afinaron pequeños detalles y se decidió acudir en masa hacia la Corte, lo cual ocurrió casi tres horas antes del inicio del juicio.


Los preparativos en Carnegieplain
A eso de las 08:30 llegaron hasta la sede de la Corte los camiones de televisión que habilitaron el servicio satelital para la transmisión del juicio. Fue el primer movimiento que hubo sobre los preparativos del proceso, el cual continuó con la apertura de las puertas del Palacio pasadas las 10 horas locales.


En la plaza contigua, la masiva presencia de la prensa chilena y boliviana y la posterior llegada de la delegación nacional llamó la atención de residentes y turistas, quienes se acercaron para saber qué ocurriría al interior de la Corte. Y al igual que en Chile, no faltó el carrito con bebidas y golosinas que llegó para atender a toda la concurrencia.


El impresentable error que perturbó a la Corte
Conocida es la severa solemnidad que envuelve al tribunal internacional y el estricto protocolo que deben seguir quienes asisten a los juicios. Más aún cuando se le está tomando el juramento a los jueces, momento que fue interrumpido por el porfiado ringtone de un periodista boliviano. El profesional fue expulsado de inmediato del salón y se ganó las miradas furiosas de los jueces en el estrado.


La búsqueda de Rigoberta por un café
La llegada de la Premio Nobel de la Paz guatemalteca, Rigoberta Menchu, no pasó inadvertida en la Corte. Su presencia en apoyo a la demanda boliviana concitó la atención de los medios, pero no lo suficiente como para percatarse de su presencia en la sala de prensa.


Durante el receso, se dirigió a ese lugar en busca de un café, propósito que no cumplió al estar cerrado el servicio. En ese momento, conversó con Emol sobre su vínculo con el líder mapuche Aucan Huilcaman, cuya presencia junto a manifestantes chilenos a favor de la demanda boliviana era esperada pero no se concretó.


El verdadero motivo del partido de fútbol del canciller
Fuentes de la delegación chilena revelaron que el motivo real del partido protagonizado ayer por el ministro de RR.EE., Heraldo Muñoz, con los chilenos residentes en Europa era demostrar que ellos están con la postura nacional, adelantándose de ese modo al efecto comunicacional que provocaría la manifestación que organizaría Aucan Huilcaman.


Parlamentarios precavidos
Luego de llegar al frontis del Palacio de la Paz y conversar con los medios nacionales que transmitían en directo a Santiago, una preocupación se apoderó de los legisladores que acudieron a La Haya: había que almorzar antes del juicio, si no quedarían "debajo de la mesa". Por ello, Patricio Walker tomó la iniciativa y organizó al grupo, lo cual fue agradecido por Jorge Tarud: "¡Que haríamos sin el presidente del Senado!", dijo, sumándose al apoyo mayoritario a la moción.


El "corredor territorial" establecido por la prensa boliviana
Ante la masiva presencia de los medios de comunicación de ambos países, la Corte ubicó en un mesón a chilenos y bolivianos. Mientras los profesionales se instalaban, un periodista del país vecino preguntó cuál era el lugar que le correspondía y un colega suyo le dijo con picardía: "Del corredor hacia allá es de Chile y del corredor hacia acá es boliviano", haciendo alusión a la demanda paceña y provocando risas en ambos lados.


La confusión que generó el "hermano perdido" de Bulnes
El abogado de la Cámara de Diputados, Mario Rebolledo, no ha pasado inadvertido en La Haya. Su evidente parecido con el agente de Chile ha confundido desde el ministro Heraldo Muñoz hasta a la prensa que cubre el caso, según comentan los legisladores. En la delegación, están seguros de que es el hermano perdido del ex embajador.


El vínculo lejano ente el presidente de la Corte y el concejal de San Javier
Hablando de parecidos y alcances de nombres, el diputado Tarud sacó a relucir el del concejal Ronaldo Abraham, quien es su secretario en esa comuna y es más conocido como "Ronny", con el del jurista francés que lidera la CIJ. El vínculo saco risas entre los parlamentarios presentes.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores