Jueza Reinoso procesa a Pamela Andrada y Enzo Bertinelli

Según la resolución de la magistrada, ambos son procesados por infringir la Ley de Delitos Informáticos, con la salvedad que a Andrada se le suma el delito de cohecho y a Bertinelli el de soborno.

14 de Febrero de 2003 | 16:06 | M.Teresa Anguita, M. Campusano, El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- La ministra que investiga el robo de información desde el computador del presidente del Banco Central (BC), Carlos Massad, decidió procesar por cohecho, soborno y por infracción a la Ley de Delitos Informáticos a la ex secretaria Pamela Andrada y al ex gerente general de Inverlink Corredores de Bolsa, Enzo Bertinelli.

Según la resolución de la magistrada Elizabeth Reinoso, ambos son procesados por infringir la Ley de Delitos Informáticos, con la salvedad que a Andrada se le suma el delito de cohecho y a Bertinelli el de soborno.

Ambos imputados fueron sometidos a un careo que se prolongó durante aproximadamente tres horas, en el cual la ministra inquirió sobre algunos detalles que no le habían quedado del todo claro en los interrogatorios a que los sometió por separado durante la semana.

Tanto la ex secretaria de Massad como el renunciado ejecutivo del holding Inverlink seguirán detenidos a la espera de que se concreten una serie de diligencias que la ministra desea realizar para el desarrollo de la investigación.

No obstante lo anterior, la magistrada Reinoso les levantó la incomunicación que había ordenado cuando los dejó detenidos a comienzos de semana.

Tras ser notificados, tanto Andrada como Bertinelli quedaron a disposición de Gendarmería, la que deberá decidir el lugar final de reclusión. De acuerdo a fuentes judiciales, ambos serían trasladados al anexo cárcel Capuchinos en el transcurso de la tarde.

Por los delitos de cohecho, soborno y violación de la Ley de Delitos Informáticos, Andrada y Bertinelli arriesgan penas que van desde los 61 días a los 3 años cárcel, pese a que tienen la posibilidad de cumplirlos en forma remitida.

Al comentar la determinación de la jueza, el abogado del ex ejecutivo, Luis Arévalo, dijo que ésta le parecía razonable, aun cuando evitó entrar en mayores precisiones respecto del mismo.

Agregó que cuando conozcan con mayor detalle los alcances del auto de procesamiento, presentarán la apelación respectiva.

Al respecto, el defensor de la ex secretaria, Rodrigo Ávila, no se refirió al procesamiento, pero sí indicó, a diferencia de lo dicho anteriormente, que Andrada se encontraba más tranquila.

Durante la mañana el profesional había asistido al Segundo Juzgado del Crimen donde declaró que el estado de salud de su defendida "es delicado" y que, en consecuencia, no está en condiciones de enfrentar siquiera un interrogatorio.

Por ello, el profesional sostuvo que la salud de la ex secretaria del Banco Central "está bajo las manos de la magistrada", y que cualquier cosa que le suceda será su responsabilidad.

Según los antecedentes que maneja el abogado, Andrada padece de una grave depresión con riesgo de suicidio, por lo que no sería capaz de enfrentar un eventual proceso por el delito cometido.

Al respecto, y tras conocer la resolución de la jueza Reinoso, el director de la clínica Santa Sofía, el psiquiatra Nelson Álvarez, declaró -en una conferencia de prensa ofrecida esta tarde- que aun cuando los médicos tratantes de Andrada no le han dado el alta médica, confía en que la magistrada resguardará la salud mental de la paciente.

El médico declinó referirse acerca de si la ex secretaria de Massad se encuentra en condiciones sicológicas para enfrentar el proceso al que fue sometida, e insistió que eso lo debe decidir la jueza Reinoso en virtud de los antecedentes que emanen de los peritajes encargados al Instituto Médico Legal.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores