EmolTV

Abogada de Schaefer: "Uno no puede hacer milagros"

Con 26 años, a María Eugenia Correa le tocó uno de los casos más complejos del momento. Dice que hará lo mejor posible, y en entrevista exclusiva con Emol cuenta que vio al ex jerarca alemán en un estado bastante deteriorado.

22 de Marzo de 2005 | 09:01 | Bernardita Ochagavía M., El Mercurio en Internet

María Eugenia Correa Elizalde
El jueves 17 de marzo pasado el ministro Joaquín Billard designó por turno a la abogada María Eugenia Correa Elizalde, de 26 años, como la profesional a cargo de la defensa del ex líder de Colonia Dignidad, Paul Schaefer, en el marco del caso de la desaparición del mirista Álvaro Vallejos en 1974 al interior del enclave alemán.

Correa, quien juró como abogada recién en noviembre pasado, trabaja actualmente en el estudio de abogados Fontaine y Cia. tras realizar su práctica profesional en el área penal en el Centro de Detención Penitenciario de San Miguel.

La jurista estudió en el colegio Villa María y en la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Chile. Puntaje nacional en la Prueba de Aptitud Académica en Historia de Chile, siempre se ha destacado por su responsabilidad y excelencia académica.
SANTIAGO.- Reconociendo como un desafío asumir la defensa de Paul Schaefer en el caso de la desaparición del ex mirista Álvaro Vallejos Villagrán, la abogada María Eugenia Correa no esconde su temor a la hora de advertir que "uno no puede hacer milagros, pero sí hacer tu trabajo lo más profesionalmente posible".

"Es verdad que me recibí hace poco y tengo menos experiencia, pero también lo saben desde Paul Schaefer hasta el ministro (Joaquín Billard) y supongo que nadie me va a exigir ser una abogada estrella porque no tengo la suficiente experiencia como para eso, pero sí hacerlo lo mejor posible", afirmó enfática la profesional en entrevista exclusiva con Emol.

La joven abogada de Schaefer (ver recuadro) deberá en adelante defender al ex jerarca alemán en el caso que investiga el ministro Joaquín Billard, por la desaparición desde el enclave alemán del ex militante del MIR Álvaro Vallejos en 1974.

El 17 de marzo pasado, el ministro Joaquín Billard sometió a proceso a Paul Schaefer como autor del delito de secuestro calificado del ex militante del MIR, más conocido como el "Loro Matías".

- ¿Cómo tomas esta designación?

- La tomo como un desafío, como algo que me tocó y que voy asumir de la mejor manera posible y que durará lo que tenga que durar.

- ¿Qué actitud asumes frente a tu defendido, frente a Paul Schaefer?

- A ver... Yo estuve haciendo la práctica en el Centro de Detención Penitenciario de San Miguel y me tocó tratar con muchos procesados y la verdad es que uno aprende a asumir una actitud imparcial, de ver lo que hay en el expediente y las posibilidades reales que existen de defenderlo de acuerdo a la ley.

Obviamente la persona te produce cosas humanitarias, de repente, pero uno aprende a separar la opinión que puedas tener de los hechos que sucedieron con la defensa propia de la persona que tú tengas al frente.

- ¿Y esa actitud es la que tienes hoy con Schaefer?

- Sí, esa es la actitud que asumo en adelante.

- ¿Qué factores influyeron en tu decisión de aceptar la defensa del ex líder de Colonia Dignidad y prófugo de la justicia por ocho años?

- Creo que estas decisiones son decisiones serias que hay que tomarlas sobre la base de un fundamento y yo no tengo un fundamento importante que me diga "esto no tengo que tomarlo".

Creo que todas las cosas importantes que pasan tienen un motivo y dos caras. Se puede ver como algo difícil y que puede traer muchos riesgos, pero por otra parte puede ser un desafío y algo que te haga aprender mucho y que te signifique una experiencia importante a nivel profesional.

- ¿Es decir crees que será una oportunidad única?

- Las cosas que voy a vivir van a ser probablemente únicas, el mismo hecho de tramitar ante un ministro de fuero, de llevar este tipo de causas... el tribunal es especial, la causa es especial, lo que uno haga es especial.

Siento que no me podía oponer a una cosa que era tal vez del destino sin tener algo que realmente me motivara a oponerme. Además que siendo un caso tan público es más difícil decir no porque no.


PRIMER ENCUENTRO CON PAUL SCHAEFER

Tras asumir ayer la defensa del ex líder de Colonia Dignidad, Correa acudió hasta el hospital de la Cárcel de Alta Seguridad de la Ex Penitenciaría para presentarse personalmente ante su cliente, oportunidad en la que conversó con él por cerca de media hora.

- Al estar frente a él ¿qué te pareció, cómo lo viste?

- Me pareció una persona de edad, con un estado bien deteriorado de salud.

- ¿Estaba sedado?

- Cuando yo llegué estaba dormido, así es que supongo que estaba con calmantes. Pero se le veía como un paciente de un hospital.

- ¿De qué conversaron?

- Bueno, yo me presenté como su abogada de turno. Le dije que llevaba la causa a cargo del ministro Joaquín Billard y que él tenía el derecho a designar a otro abogado en cualquier minuto, pero mientras no lo hiciera yo lo iba a defender lo mejor posible. Y conversamos un rato.

- ¿Habla bien español?

- Habla español y entiende español, pero no fluido. Es una persona que tiene dificultades para entender y para expresarse. No me entendió todo lo que le dije y le costó bastante expresarse.

- ¿Solicitarás intérprete?

- Sí, puede que yo solicite algún intérprete. Entrevistándome con él me di cuenta que podía ser necesario. Estoy estudiando si pedirlo a través del Tribunal a un organismo público, como podría ser la Policía de Investigaciones o entregándole un poder a otro abogado que vaya conmigo y que sepa alemán.


DEFENSA BUSCARÁ PROTEGER SALUD DE SCHAEFER

Si bien la abogada Correa aún no tiene definida la estrategia de defensa que seguirá para defender al ex jerarca alemán, puesto que aún se está interiorizando de la causa, sí adelantó a Emol que su principal preocupación será proteger el estado de salud de Schaefer.

"Parte de mi estrategia será darle protección a su estado de salud, o sea principalmente que él esté recibiendo sus tratamientos, que no corra riesgos siendo trasladado a algún lugar que pueda poner en riesgo su salud. En definitiva protegerlo porque es una persona de edad y es una persona que yo lo vi en un estado bastante deteriorado y, humanitariamente, una cosa es un juicio criminal y otra cosa es la protección de la salud que se merece toda persona", explicó.

- ¿Esa será tu línea de defensa?

- Mi línea de defensa, en general, es la que he usado para defender todos los casos criminales. De lo que más me voy a preocupar es de que los medios de prueba legales estén bien configurados y buscar los máximos medios de prueba que puedan demostrar ya sea su inocencia, o la duda, o que el grado de participación sea otro, en resumen los medios de prueba que le resulten favorables. Hay que sacarle el jugo a las cosas positivas sobre lo que hay.

- ¿Te sientes capaz de defender a Paul Schaefer?

- Me siento capaz de llevar adelante bien un juicio criminal, de manera clara y responsable.

- ¿Cómo influirá en la causa lo mediático del caso?

- Lo que más me asusta del tema mediático es en mi vida personal. Yo soy una persona común y corriente que no quiere figurar y que no ando buscando figurar, y me asusta el juego que se produce con la imagen de uno. En el fondo, que entren en tu vida sin que lo hayas buscado, y sobre todo siendo una persona joven. Pero en el tema de la causa propiamente tal yo confío en los Tribunales y en la Justicia.

- ¿Cuáles son los pasos a seguir en adelante?

- A ver, si no ves esta causa a nivel macro se te viene encima. Entonces lo que yo estoy pensando es el paso que haya que dar día a día. Yo ahora estoy focalizada en lo que tengo que hacer de aquí a mañana.

- Y respecto al plazo para la apelación del auto de procesamiento que se cumple hoy ¿qué piensas hacer?

- No sé si voy a apelar porque hay una técnica procesal que a veces conviene hacerlo más adelante. Eso no quiere decir que uno esté de acuerdo o en desacuerdo con el auto, sino que a veces es más conveniente hacerlo en otra instancia.

- ¿Conocías al ministro Joaquín Billard?

- No, no lo conocía.

- ¿Y has tenido contacto con él?

- Sí, ya he hablado con el ministro, me he contactado con él.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores