Zamorano: "Hay personas que tienen que asumir una responsabilidad mayor, yo no soy el ministro"

El ex capitán de la selección chilena y rostro de la campaña del plan de transportes enfrentó las críticas de los ciudadanos.

16 de Febrero de 2007 | 15:00 | Leonardo Núñez, El Mercurio Online
El Mercurio

SANTIAGO.- Pidiendo "voluntad y paciencia" de autoridades y usuarios, el ex capitán de la selección chilena Iván Zamorano hizo frente esta tarde a las innumerables críticas que ha recibido de parte de los ciudadanos por las fallas que ha mostrado el Transantiago, del cual fue rostro en la campaña publicitaria.

A la salida de la ciudad deportiva que lleva su nombre, Zamorano enfrentó a los medios y aseguró que está tranquilo y contento por el rol que cumplió en la campaña de difusión del plan y que no tiene posibilidad de solucionar los problemas que se han presentado.

"Mi rol hasta el 10 de febrero era informar y orientar. Hay otras personas que tienen que asumir una responsabilidad mayor. Yo no soy el ministro de Transporte, me encantaría poder serlo para solucionar un montón de problemas", afirmó el ex jugador de fútbol.

Zamorano dijo estar satisfecho con su labor durante la campaña y se defendió de las críticas por el supuesto pago de $300 millones de pesos que habría recibido para ser rostro.

Según el empresario deportivo, el tema monetario es algo de lo que "nunca he hablado, ni ahora ni cuando ganaba 6 mil pesos (jugando) en Cobresal (...) Deberían informarse bien del tema. (Trabajar en Transantiago) me ha costado esfuerzo y tiempo, por supuesto que no es gratis, pero hay desinformación, maldad y mentira".

El ex capitán de Chile interrumpió sus vacaciones para solucionar "compromisos personales" en Santiago, ocasión en que aprovechó de reunirse por 40 minutos con el ministro Sergio Espejo, antes de dialogar con la prensa.

"Al principio hubo muchos errores en el Transantiago, pero se necesita voluntad y paciencia de todos. Me pongo del lado de la gente, entiendo las críticas, yo hubiera hecho lo mismo", dijo sobre la puesta en marcha del plan de transporte, agregando que "yo siempre he estado del lado de la gente, no me he olvidado de donde nací, crecí".

Cuando le consultaron si sentía que su imagen pública se dañó con la campaña, con un gesto de cansancio, al ex futbolista se le escapó un involuntario "¡uffff!" y agregó: "Yo creo que si hay un síntoma en las personas, es que siempre he tenido cercanía con ellos. Ahora, si se descargan conmigo, debería pensar que yo sólo asumí un papel para poder informar y estoy muy contento por haberlo hecho".

Esta fue la última declaración de Iván Zamorano, quien no aceptó más preguntas antes de salir de la Ciudad Deportiva a bordo de un auto azul en compañía de su esposa, María Alberó.


Ediciones especiales
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores