Nuevo director del INIA dice que ganará sueldo de su antecesor antes de "aumento unilateral"

Leopoldo Sánchez reconoce que su militancia en el Partido por la Democracia (PPD) debe haber pesado en su nominación a la cabeza del Instituto de Investigaciones Agropecuarias, y afirma que toma su nuevo puesto con orgullo, pero también con preocupación.

03 de Marzo de 2007 | 10:32 | Ximena Pérez G., El Mercurio Online

Leopoldo Sánchez, nuevo director del INIA.

Jaime Bascur, El Mercurio

SANTIAGO.- Sabe que la tarea que le toca no es fácil, por eso Leopoldo Sánchez reconoce que recibió su nominación como nuevo director del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) —de la que se enteró mientras tomaba un café— con orgullo, pero también con preocupación.


"Se produce este espacio que yo ocupo en este momento, producto de una situación no deseada por supuesto, y por lo tanto uno tiene que entrar un poquito a recomponer algunas cosas acá", comenta, aludiendo a la salida de su antecesor, Jorge de la Fuente, quien fue removido de su cargo acusado de aumentarse el sueldo un 32%, entre otras irregularidades (ver recuadro inferior).


—¿Cree que tomaron en cuenta en su nominación que usted milita en el Partido por la Democracia (PPD), igual que su antecesor?


"Sería hipócrita que le dijera que no. Todas las cosas tienen que haber pesado en su justa medida en el momento en que se generó mi nombre".


—¿Su sueldo será el mismo que el del anterior director?


"Mire no, en reunión de consejo (...) se resolvió retrotraer a la situación anterior (a) todo esto. Lo que pasa es que el tema del mejoramiento de las remuneraciones me parece que era absolutamente justo equipararla con las remuneraciones de servicios similares, el problema es que no pasó eso por el consejo, si ese fue el error, que se tomó una determinación unilateral que no se podía haber tomado".


 —¿Cree que tiene que llegar a hacer un "saneamiento" al interior del INIA?


"Claro, pero no quiero adelantar juicios acá ni nada. Yo creo que el INIA es una institución de mucho prestigio, con gente súper buena, y por lo tanto también se ha sentido la imagen del INIA por supuesto resentida, porque yo creo que a ninguna institución le gusta estar saliendo en la prensa por cosas negativas. La idea es que salga por cosas positivas, y el INIA tiene hartas cosas positivas que mostrar".


—¿Qué piensa hacer usted para potenciar eso?


"Yo creo que primero tranquilizar las aguas acá adentro. Es bien importante hacer un esfuerzo por incrementar el ambiente humano, casi lo fundamental en cualquier institución moderna".


—¿Su primera tarea entonces es limpiar la imagen de la institución?


"Yo no hablaría de limpiar, yo creo que el tema está cerrado, lo que ocurrió, y ahora hay que mirar para adelante".


—Pero usted habló de iniciar una investigación a cargo de la Contraloría...


"No (...) en el fondo lo que a mí me interesa es tener un informe de cómo encuentra la Contraloría este servicio, este instituto, que es lo que corresponde que haga cualquier persona que se hace cargo: ¿qué cosas podríamos mejorarlas?, ¿qué errores se están cometiendo desde el punto de vista administrativo o financiero, que se puedan mejorar? y que, en la medida que uno sea alertado y se corrija evita situaciones posteriores. En este sentido miro a la Contraloría como un colaborador de nuestra gestión y no como un fiscalizador".


—O sea, ¿el tema que motivó la salida de Jorge de la Fuente ya se cerró?


"Sí, por supuesto, es un tema cerrado".


—¿No debe investigarse más?


"No, no tiene sentido, es un funcionario de confianza, lo dijo el propio ministro, ha perdido la confianza y por eso se le pidió la renuncia, y esas son las reglas del juego".

La salida del anterior director

El 21 de febrero pasado el ministro de Agricultura, Álvaro Rojas, informó que al director del INIA, Jorge de la Fuente, se le había solicitado la renuncia el día anterior por "su falta de prolijidad, como también al inadecuado tratamiento de temas administrativos", razón por la cual había "perdido la confianza de las autoridades del Gobierno y de la Presidenta de la República".

Sobre De la Fuente pesaba la acusación de haberse beneficiado con un aumento de sueldo de 32 por ciento y de haber contratado en el organismo a una funcionaria que fue sancionada mientras se desempeñó en el INDAP.

Antes de la justificación entregada por el titular de Agricultura, De la Fuente había explicado que el aumento estaba en conocimiento del ministro Rojas, por lo que negó que existieran irregularidades, y explicó que sólo se trata de 500 mil pesos que constan en el expediente del ministro y que buscaban homologar su sueldo al de otros directores.

Leopoldo Sánchez tiene un amplio currículum ligado al tema agrícola y a la actividad política: su profesión es médico veterinario; es quien durante más tiempo ha ocupado la dirección del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG); fue agregado agrícola y parlamentario durante dos periodos, y trabajó en el ministerio de Salud.

Todo ello lo hace sentirse capacitado para dirigir el INIA, aunque también destaca que "uno hace cabeza y es el que pone la cara, pero aquí hay todo un respaldo de una institución que está detrás de uno", refiriéndose a los más de mil funcionarios que componen la institución.

"Hay un capital profesional e intelectual muy potente acá", añade Sánchez.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores