Andrés Zaldívar, a un año de los pingüinos: "Está pendiente la totalidad de los temas"

En entrevista con Emol, el ministro del Interior de la época justifica además la actuación de Carabineros durante las marchas estudiantiles y afirma que su salida del gabinete se debió a la necesidad de hacer "un cambio fuerte para provocar un efecto político".

31 de Mayo de 2007 | 17:44 | Karina Morales, El Mercurio Online
Alex Moreno, El Mercurio

ESPECIAL: A 1 año de la rebelión pingüina


SANTIAGO.- Ha pasado un año de la mayor manifestación estudiantil de las últimas dos décadas, que puso a prueba al entonces recién asumido gobierno de Michelle Bachelet y el ministro del Interior de la época, Andrés Zaldívar, afirma hoy que su salida del gabinete se debió a la necesidad de hacer "un cambio fuerte para provocar un efecto político" y que para él aún está pendiente "la totalidad de los temas" de educación.


- ¿Qué lección cree usted que dejó este movimiento estudiantil para el gobierno y el país?


"Mire, yo creo que efectivamente no se evaluó bien -y fue un tema que creo que no sólo en el gobierno sino que en general- de cuál era realmente el estado de ánimo que existía en el mundo de los estudiantes. Se creyó que era más que nada una demanda equivalente a la que había habido en los años anteriores, que normalmente se producían en el mes de mayo y culminaban en el mes de junio. Pero yo creo que no hubo una previsión a fondo de lo que era realmente el alcance del movimiento estudiantil, que tenía una raíz muy fuerte que era la demanda de la calidad de la educación y la insatisfacción no sólo de los propios estudiantes, sino que no nos olvidemos que todos los actores le dieron su respaldo al movimiento estudiantil".


- ¿Piensa que su salida del gabinete se debió a este conflicto en particular?


"No. No creo que haya sido esa la causa ni mucho menos, porque todo se hizo de común acuerdo con lo que se resolvía en el comité político, en el cual se involucraba la propia Presidenta. Yo personalmente creo que las razones por las cuales terminé mis funciones son razones más que nada de la necesidad de cambiar, hacer un cambio fuerte para provocar un efecto político, para cambiar una imagen negativa que había respecto a la gestión del gobierno".


- A su juicio, ¿hubo un exceso en el uso de la fuerza policial cuando se produjeron las marchas de los estudiantes, específicamente en una protesta masiva que hubo el 30 de mayo y después el 5 de junio?


"En ese caso (30 de mayo) creo que fue el único en el cual hubo un exceso por parte de Carabineros que afectó a unos periodistas, eso fue además reconocido por las propias fuerzas de Carabineros y esa misma noche el general de Carabineros reconoció por televisión este hecho y en esa misma noche se tomaron medidas, separándose a quien era en ese momento el jefe de las Fuerzas Especiales. Pero en el fondo creo que la conducta de Carabineros durante todo ese proceso fue la que correspondía a la magnitud de la movilización, no nos olvidemos que eran miles de estudiantes que estaban en las calles y que además la acción fue violenta, (con) la destrucción de la propiedad privada y el ataque a la gente y a los propios carabineros, y en ese caso yo sí puedo destacar que lo que más se cuidó fue que no hubiera ningún herido dentro del mundo estudiantil (...) Creo que no hubo exceso de violencia en proporción a lo que fue la violencia provocada por la gente infiltrada fundamentalmente, los encapuchados y otros, elementos ajenos al movimiento estudiantil".


- A un año de que pasó todo esto, ¿qué siente que está pendiente aún en el tema de la educación?


"Bueno, yo creo que está pendiente la totalidad de los temas, (porque) si bien se solucionaron algunas cosas puntuales, en este momento el país está puesto a prueba en la necesidad realmente de hacer un cambio profundo en el sistema educativo para mejorar su calidad. Creo que los anuncios de la Presidenta de la República el 21 de mayo van en la línea correcta en el sentido de recoger todas estas aspiraciones y, por un lado, darle un financiamiento real a la educación pública y a la educación subvencionada, pero a su vez exigir calidad a través de un sistema de mayor control y mayor exigencia académica. Estamos recién iniciando un proceso en el sentido de mejorar la calidad de la educación. Creo que Chile cumplió una etapa que es muy meritoria (...) pero ahora lo que tiene que dar no es sólo la cantidad de educación, sino que tiene que dar la calidad de la educación y creo que es el gran desafío del próximo tiempo, tanto en la educación media, básica, como también la educación universitaria".

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores