Ex juez Juan Guzmán inicia defensa de dirigente mapuche Héctor Llaitul

Hoy comenzó el juicio oral para determinar las responsabilidades en el atentado ocurrido la noche del 25 de diciembre de 2006 en el predio "Las Praderas", donde se le imputa participación al líder de la Coordinadora Arauco Malleco.

02 de Junio de 2008 | 11:23 | Iván Fredes, El Mercurio Online

TEMUCO.- El ex juez Juan Guzmán Tapia inició hoy la defensa del dirigente del radicalizado grupo Coordinadora Arauco Malleco, Héctor Llaitul, sindicado jefe militar de esa organización a la que se atribuyen atentados armados e incendiarios en las regiones del Bío Bío y La Araucanía, en el marco del conflicto mapuche.


Durante el alegato de apertura del juicio oral, iniciado hoy en el tribunal de Temuco, el abogado indicó que su defensa se sustenta en la creencia de que Llaitul es acusado pese a ser inocente y aseguró que la noche del 25 de diciembre de 2006, en que se perpetró un atentado contra forestal Mininco, éste se encontraba con dos de sus hijos en un sector cercano a Labranza.


En tanto, el imputado reconoció que es un militante del movimiento mapuche y sostuvo que es víctima de una persecución política por parte del Ministerio Público y del Ministerio del Interior en el marco de lo que denominó criminalización de la causa mapuche.


La Fiscalía sostiene que Llaitul dirigió a siete mapuches armados que la citada noche ingresaron al predio "Las Praderas" de Cholchol para quemar un camión y dos máquinas forestales.


Uno de los integrantes del grupo, quien también es juzgado en el juicio oral, Roberto Painemil, fue detenido en esa oportunidad luego de que un grupo de campesinos mapuches sospechara de su presencia a bordo de una camioneta estacionada en el sector.


De acuerdo a la versión de la Fiscalía, los campesinos mapuches agrupados en una junta de vigilancia contra el robo de ganado dio aviso a Carabineros, que detuvo a Painemil e incautó dos armas de fuego escondidas al interior de la camioneta.


El abogado Guzmán debe probar la inocencia de su defendido y derribar cada una de las pruebas de la Fiscalía, situación que se podría producir en el transcurso del juicio, que debería durar al menos una semana. Durante el proceso deben declarar al menos 44 testigos y ocho peritos sólo por parte del Ministerio Público.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores